Fundado en 1910

29 de febrero de 2024

Las reservas de agua de los nueve embalses de las cuencas internas de Cataluña y de los diez embalses del territorio catalán que dependen de la Confederación Hidrográfica del Ebro continúan bajando a la espera de las próximas lluvias En la imagen aspecto del pantano de Rialb en el termino municipal de Basella

En la imagen aspecto del pantano de Rialb en el termino municipal de BasellaEfe

Cataluña

La sequía se agrava en Cataluña y «en los próximos días» se entrará en fase de emergencia

Afectará a los municipios de las cuencas internas de Cataluña e implicará más restricciones en el consumo de agua

En Cataluña, las reservas de agua se sitúan ya por debajo del 19%. Concretamente, están en el 18,89%. Desde el ejecutivo catalán dicen que no van a esperar a que se alcance el límite del 16% y se van a tomar «medidas extraordinarias». Esto incluye que «en los próximos días» se entre ya en fase de emergencia, lo que va a implicar más restricciones en el consumo de agua. Así lo ha explicado la portavoz de la Generalitat, Patricia Plaja, quien ha precisado que en los próximos días se explicarán las medidas concretas
El objetivo, aseguran desde el ejecutivo catalán, es ganar tiempo ante una situación que el director de la Agencia Catalana del Agua, Samuel Reyes, considera como la «peor sequía», por su duración, por su intensidad y por la superficie afectada, porque es prácticamente toda Cataluña.
La empresa Aigües de Barcelona prevé, de hecho, que más municipios puedan entrar en los próximos días en fase de emergencia 1 por sequía, incluidas poblaciones del área metropolitana de Barcelona. Teniendo en cuenta este escenario, desde la compañía se han llevado a cabo durante los últimos meses algunas pruebas de reducción de la presión en la red. Pruebas, que según Josep Lluís Armenter, coordinador del Plan de Sequía de la compañía, se han podido llevar a cabo sin problemas.
Por lo tanto, considera que la red está preparada para implantar una medida así, aunque eso sí, ha precisado que no será de forma generalizada, sólo en aquellos municipios que, llegado el momento y estando en fase de emergencia, superen el consumo máximo permitido. Y no sólo esto, sino que esta reducción de la presión se haría en horario nocturno para que la afectación sea menor.

El agua, un 33% más cara

Y en medio de este panorama, recordemos que la Generalitat ha decidido aumentar el precio del agua un 33%. La tarifa media pasará de 0,74 a 0,99 euros por metro cúbico. Se justifica el incremento, que se empezaría a aplicar en enero del próximo año, en que se acaba con una congelación de precios vigente desde 2017, la sequía, el precio de la luz y el sobrecoste que causa en el uso de las plantas desaladoras. El Govern calcula que esta subida tendría un impacto de un euro por persona y mes, aunque el importe definitivo puede variar en función de cada municipio.
Comentarios
tracking