Fundado en 1910

21 de febrero de 2024

Centro de distribución de Amazon en Norteamérica

Centro de distribución de AmazonEFE

Cataluña

Los independentistas, ahora a la carga contra Amazon por no aceptar una denuncia en catalán

Junts ha preguntado al Govern si piensa impulsar «acciones legales» por esta actuación de la compañía

Los independentistas están indignados con Amazon, porque no aceptó la denuncia policial que presentó un cliente, que había comprado un ordenador portátil, pero le llegó una botella de agua. El afectado quería trasladar a la compañía que había sido objeto de un robo, y Amazon le pidió que presentara denuncia. Pero la denuncia estaba redactada en catalán. La respuesta de la empresa fue: «necesitamos que esté en español, no en catalán. Por lo tanto, no podemos seguir ayudándote con este asunto. Te pediríamos que resuelvas los problemas y vuelvas a compartir con nosotros la denuncia policial».
Una situación que ha indignado a la llamada ONG del catalán, a Plataforma per la Llengua, que considera que se trata de una «discriminación lingüística flagrante que deja al cliente desamparado e indefenso ante la compañía». Dice esta entidad que la denuncia de los Mossos estaba «redactada en el idioma oficial del país» y que, por este motivo, la empresa tendría que haberla aceptado, para respetar los derechos lingüísticos del consumidor.
Para empezar, Plataforma per la Llengua va a poner este caso en conocimiento de la Agencia Catalana de Consumo para que «responde a esta vulneración» de derechos y también se ha puesto «al servicio de la víctima para ayudarla en todo lo que haga falta y estudiar los siguientes pasos a dar».
Y ya de paso, la entidad enumera el listado de agravios contra el catalán que lleva a cabo la compañía estadounidense. Recuerda, por ejemplo, que ya ha recibido ocho quejas de discriminaciones lingüísticas de Amazon este 2023, mayoritariamente por no atender comentarios o no aceptar documentos escritos en catalán.
Pero, además, Plataforma per la Llengua denuncia que las facturas de la compañía sólo se emiten en castellano y no en catalán, cuando el Código de Consumo de Cataluña «obliga a que las facturas y los presupuestos, estén, como mínimo, en catalán, así como los datos de etiquetaje, instrucciones de los embalajes y los manuales de los productos distribuidos en Cataluña». Por este motivo, la entidad también denunciará a Amazon ante la Agencia Catalana del Consumo.

Ni facturas ni web en catalán

Y a todo esto hay que añadir que la empresa no dispone de página web en catalán. Plataforma dice que la compañía «se intenta curar en salud» y, por este motivo, tiene «una pequeñísima» parte de la web en catalán, donde se recoge la información legal, las condiciones de uso y venta, o los derechos legales del cliente. Y pone como ejemplo, que en otros dominios, en el canadiense, por ejemplo, el usuario puede escoger si quiere navegar en inglés o bien en francés.
Y, por cierto, la entidad reprocha a la Generalitat que haya dado facilidades para que Amazon pueda instalar en Cataluña centros logísticos a pesar de estos «problemas en el uso del catalán y el incumplimiento legal». Por este motivo, pide al Govern que trabaje con el objetivo de que la compañía «incorpore la lengua catalana, cuanto antes mejor, en su actividad económica y empiece a respetar los derechos lingüísticos de los catalanohablantes».
Pero las quejas contra Amazon no han venido sólo de esta entidad. También lo ha hecho Junts per Catalunya, que ha registrado en el Parlament unas preguntas sobre esta cuestión dirigidas a los departamentos de Interior, de Empresa y a la Agencia Catalana de Consumo. La formación pregunta a estos organismos «si piensan llevar a cabo alguna actuación legal ante la vulneración de los derechos lingüísticos de los catalanohablantes».
Comentarios
tracking