Funcionarios de prisiones mantienen el bloque de la cárcel de Quatre Camins, el pasado sábado en Barcelona

Funcionarios de prisiones mantienen el bloque de la cárcel de Quatre Camins, el pasado sábado en BarcelonaEfe

Cataluña

Los funcionarios de prisiones mantienen el pulso: 4.000 internos no pueden salir de las celdas

Los sindicatos no quieren reunirse con la consejera de Justicia, Gemma Ubasart, de la que siguen pidiendo su dimisión

Los funcionarios de prisiones mantienen el pulso a la consejería de Justicia y esta mañana han vuelto a bloquear, en mayor o menor medida, los accesos a los centros penitenciarios de Cataluña. Según el Govern, unos 4.000 internos no pueden salir de las celdas, una situación de «confinamiento», en palabras de la consejera Gemma Ubasart, que lo considera peor que el que se vivió con la pandemia.

La Generalitat, por otro lado, no descarta posibles sanciones a los funcionarios que no vayan a trabajar. El detonante de esta situación ha sido el asesinato de una cocinera de la prisión de Mas d'Enric (Tarragona), a manos de un interno que posteriormente se suicidó.

Ya lo habían advertido los trabajadores penitenciarios, que este lunes se iban a retomar las protestas, y así ha sido. Desde primera hora han intentado bloquear los accesos a las cárceles con neumáticos, y en otros casos también con ramas y piedras. En el caso de Quatre Camins y Joves, los Mossos han obligado a dejar un carril abierto. Pero eso no significa que en estos centros se funcione con normalidad, ni mucho menos. En la prisión de mujeres, Wad-Ras, sí se ha permitido la salida de los internos en tercer grado y la entrada de alimentos.

Pero la situación está muy lejos de ser normal. Para intentar reconducirla, la Generalitat había preparado una reunión por la mañana, a la que no han acudido los representantes sindicales. Y tampoco tienen intención de acudir a la de las 14.00. Insisten en pedir la dimisión tanto de la consejera de Justicia, Gemma Ubasart, como del secretario de medidas Penales, Amand Calderó.

Posibles sanciones a funcionarios

Dimisiones o destituciones que no se van a producir, porque la consejera ya ha dejado claro que en esta crisis se necesita a todo el equipo «a pleno rendimiento». Pero además, han avisado de que no hay ninguna huelga convocada, por lo que «la obligación de los profesionales es ir a trabajar, y si no cumplen con sus obligaciones se exponen al régimen sancionador, es evidente». Así de claro lo dejaba el secretario de Medidas Penales, que ha insistido en que lo urgente es recuperar la normalidad cuanto antes.

En esta línea se ha pronunciado la consejera de Justicia, que al ser preguntada sobre si los funcionarios estaban haciendo una huelga encubierta, ha dicho que no sabía si calificarla así, pero «es evidente que si no hay una situación clara de huelga los trabajadores y trabajadoras tienen que ir a trabajar, es su obligación».

Los sindicatos de prisiones piden que se les dote de más recursos, materiales y humanos, y que cambie la política penitenciaria de la Generalitat para que se reconozca a los funcionarios como autoridad, especialmente ante el incremento de agresiones de internos a trabajadores de prisiones. Desde 2017 se han incrementado un 400%.

Comentarios
tracking