07 de julio de 2022

La diputada de Compromís en Las Cortes, Aitana Mas, durante un pleno de 2019

La diputada de Compromís en Las Cortes, Aitana Mas, durante un pleno de 2019EFE

Comunidad Valenciana

Aitana Mas, la diputada que comparaba a Rajoy con Hugo Chávez y cobraba 69.000 euros al año

La sustituta de Mónica Oltra pasa de portavoz adjunta en Compromís a vicepresidenta de la Generalitat con 31 años

Ante la negativa del diputado Joan Baldoví de sustituir a la imputada Mónica Oltra en todos su cargos, el partido decidió escoger a Aitana Mas, una joven de Crevillente (Alicante) que pasa a ser vicepresidenta de la Generalitat Valenciana así como portavoz y jefa de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas.
Un ascenso fulgurante para una mujer de 31 años que hasta ahora era diputada y portavoz adjunta de Compromís en las Cortes Valencianas y quien no hace mucho, en enero de este año, ya se había postulado para relevar al portavoz de Compromís, Fran Ferri, cuando dejó su escaño. No obstante, su intención se quedó en solo eso y fue Papi Robles, compañera de Ferri en Més Compromís, quien tomó el relevo por una cuestión lógica de repartición de sillones entre todos los componentes de la coalición Compromís.
Mas perdió esa batalla pero la jugada le ha salido mucho mejor. La alicantina, que pertenece al mismo grupo político que Oltra, Iniciativa del Poble Valencià, ha sido, en esta ocasión, la sucesión más lógica tras la salida repentina de la exlíder del partido y, ahora, es la futura vicepresidenta junto al presidente socialista Ximo Puig.
La ingeniera técnica de Obras Públicas inició su trayectoria política como concejal del Ayuntamiento de su municipio natal entre 2011 y 2015. El primer salto lo dio justo en ese último año, cuando pasó a ser directora general del portal de Transparencia de la Generalitat. En las elecciones de 2019 fue cabeza de lista de Compromís por Alicante, convirtiéndose en diputada y pasando a cobrar 68.995,79 euros al año.
Mónica Oltra junto a Vicent Marzá, Aitana Mas y Fran Ferri, durante el acto de presentación de las candidaturas de Compromís en 2019

Mónica Oltra junto a Vicent Marzá, Aitana Mas y Fran Ferri, durante el acto de presentación de las candidaturas de Compromís en 2019EFE

La alicantina se ha mostrado siempre muy crítica con la derecha española y muy cercana al comunismo. En un tuit de 2013 Mas comparó, un día después de la muerte de Hugo Chávez, la legitimidad del presidente venezolano con la de Mariano Rajoy. «Periodistas que dicen que las elecciones que gana Chávez no implican democracia pero que sí defienden las de Rajoy ganadas con mentiras», escribió en Twitter.
En la misma línea, la próxima vicepresidenta del Consell ha declarado fidelidad a Oltra, a la que ha tildado de «valiente, justa y decidida», pese a las acusaciones de prevaricación, malversación y desprotección del menor que revolotean sobre la exconsellera.
Una actitud de compañera de partido que el futuro dirá –cuando el juzgado de instrucción número 15 de Valencia dicte sentencia– si le harán caerse con ella o salir reforzada. Lo que está claro es que, de querer hacer las cosas bien y luchar por la renovación del partido en el gobierno valenciano el próximo año, Mas tiene mucho por hacer para tratar de lavar la imagen desgastada que deja Oltra de Compromis y de la Conselleria que ostentaba, pues las quejas del departamento en el Defensor del Pueblo son el pan de cada día.
Comentarios
tracking