01 de julio de 2022

Mónica Oltra

Mónica OltraEFE

Imputada por encubrir los abusos de su marido

Oltra dimite como vicepresidenta sin reconocer su culpa: «Ganan los malos»

El viernes anunció que no dimitiría y que se trataba de una «cacería de la extrema derecha». Este martes lo ha anunciado sin habérselo trasladado a Puig previamente

La vicepresidenta del Gobierno valenciano y co-portavoz de Compromís, Mónica Oltra, ha anunciado que dimite de todos sus cargos «para no comprometer el proyecto de cambio iniciado en 2015». Lo ha hecho en una rueda de prensa sin anuncio previo, entre el revuelo, y antes de la reunión de la ejecutiva de su partido convocada este martes por la tarde y a la que se esperaba que no iba a asistir.
Fue hace cinco días cuando el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana imputó a Oltra por haber encubierto presuntamente los abusos a una menor tutelada por la Generalitat por parte del que era su marido. Su imputación se produjo a raíz de que el juzgado concluyese que existían indicios de que Oltra participase para obstaculizar la investigación sobre su pareja. Además la vicepresidenta es la titular del departamento de Políticas Inclusivas del que dependen los centros de menores.
La vicepresidenta ha asegurado que «no quiere que se paren las políticas del Gobierno del Botànic» y ha considerado que la historia del caso «pasará a la historia de la infamia». Oltra ha afirmado que su dimisión parte de la intención de que el PSOE del presidente valenciano, Ximo Puig, no la cesase generando un cisma en el Ejecutivo.
Oltra ha llegado sonriente a la sede de la formación situada en la plaza del Pilar de Valencia, donde desde las cuatro y media de la tarde estaban llamados a reunirse varias decenas de cargos de Compromís en una ejecutiva convocada hace semanas, antes de la imputación. «No quiero comprometer el proyecto de cambio», ha asegurado.
En una intervención pública tras anunciar su dimisión, ha subrayado que ella «no necesita estar aforada»: «Si no soy digna de estar en el gobierno, menos lo soy de estar en la Cámara de representación popular» . «Ganan los malos», ha añadido. "El mensaje que estamos trasladando es que cualquier político que quiera tomar medidas que no van a favor de los poderosos se lo van a cargar», ha sentenciado Oltra que no ha reconocido la culpa en ningún momento. «Me duele en el alma», ha dicho visiblemente emocionada.

De la 'cacería' a la dimisión

Solo hace cuatro días Oltra afirmó que no pensaba dimitir y atribuyó la imputación a una «cacería de la extrema derecha». Sin embargo, ya estaba con un pie fuera del Gobierno. El presidente valenciano, Ximo Puig, afirmó que «no estaba para fiestas» tras las imágenes de Oltra bailando el pasado sábado en un evento de su partido. Compromís, por su parte, dijo públicamente que la respaldaba. Pero la presión interna desde su propio partido y desde sus socios de gobierno, tanto PSPV como Podem, ha llevado a Oltra a tomar la decisión. «Me voy con la cabeza bien alta y los dientes apretados», ha asegurado.

Sin aforamiento

La dimisión de Oltra del Gobierno y de las Cortes supondrá que la ya ex vicepresidenta se enfrentará al proceso judicial sin las ventajas del aforamiento. Por lo tanto, el caso regresará al juzgado de instrucción en el que comenzó a investigarse.
Cabe recordar que la condición de aforada en España supone que las personas que lo estén no pueden ser juzgadas por un tribunal ordinario sino que solo se podrá hacerlo a través del Tribunal Supremo o el Tribunal Superior, en este caso, el valenciano.

Acusación particular

La periodista Cristina Seguí ha publicado un vídeo como acusación particular en su perfil de Twitter.
«Por fin ha dimitido», ha asegurado Seguí. «Hay que dar la enhorabuena a Teresa (la víctima) y a las madres que se van a librar de que los expedientes de sus hijos sean firmados por esta peligrosa mujer», ha añadido augurando que es «el inicio de una larga etapa de cambios positivos para los valencianos».
Comentarios
tracking