29 de junio de 2022

Vista general del submarino S-81 en el astillero de Navantia en Cartagena

Espectacular vista general del submarino S-81 en el astillero de Navantia en CartagenaNavantia

Armada  El submarino S-81 Isaac Peral ultima una prueba de navegación clave para mayo

El S-81 Isaac Peral ultima una prueba clave en el proceso de desarrollo de este nuevo submarino de la Armada, cuya construcción entra en su recta final. Se trata de una decisiva prueba de navegación en superficie que está prevista para finales de mayo. Inicialmente se esperaba llegar a este hito en marzo, pero se calcula que tras dos meses de demora finalmente podrá llevarse a cabo la última semana de mayo, si no hay imprevistos. El pasado mes de enero tuvo lugar con éxito la prueba de amarras en el astillero de Navantia en Cartagena. El submarino ha ido superando diferentes hitos, como pueden ser el embarque de baterías, la puesta en tensión eléctrica, la puesta a flote, el primer arranque de los diésel generadores o la primera carga de baterías.
Imagen del submarino S-81 en las instalaciones de Navantia en Cartagena

Imagen del submarino S-81 en las instalaciones de Navantia en CartagenaEuropa Press

Una prueba de mar es una fase de prueba para garantizar la navegabilidad del submarino y se realiza para verificar su seguridad y rendimiento. Tal y como indicaba en la Revista Española de Defensa del pasado mes de febrero el capitán de corbeta Manuel Corral Iranzo: «Con esta singladura se inician las pruebas de mar que, de manera sucesiva, incluyen, además, el estreno del submarino en inmersión; una estática, parado a cota periscópica, y otra mucho más profunda, a cota máxima, y, entre ambas, una navegación bajo la superficie del mar».
Prueba de amarras del S-81 en Cartagena

Prueba de amarras del S-81 en CartagenaNavantia

El Isaac Peral finalizará todo su desarrollo en el primer trimestre de 2023, según las previsiones. Será entonces cuando se produzca su alta en la Flota como el primer submarino de última generación de la Serie 80, de la que también forman parte el S-82 Narciso Monturiol (cuya entrega se prevé en diciembre de 2024), el S-83 Cosme García (octubre de 2026) y el S-84 Mateo García de los Reyes (febrero de 2028), que se encuentran aún en diferentes fases de desarrollo.
Dentro del amplio catálogo de funciones que mantiene el S-81, hay que reseñar que está preparado para la guerra antisuperficie y para la guerra antisubmarina. Su baja firma acústica hace que sea muy difícil de detectar, y tiene la ventaja de contar con una dotación reducida y ser idóneo para operaciones de Fuerzas Especiales.

En datos

· Eslora total ............................................................... 81 metros
· Manga máxima ......................................................11.6 metros
· Calado ......................................................................6.3 metros
· Diámetro casco ...................................................... 7.3 metros
· Desplazamiento en inmersión .......................... 2.965 tons.
· Autonomía .................................................................... 50 días
· Autonomía inmersión en modo A............ hasta 3 semanas
· Velocidad en superficie ........................................ > 10 nudos
· Velocidad en inmersión ....................................... > 19 nudos

​(Fuente: Navantia)
El S-80 está capacitado para misiles sub-harpoon de largo alcance para la guerra antisuperficie, para guerra antisubmarina con torpedos pesados DM2A4 o ataque a tierra (en este caso está preparado para llevar misiles Tomahawk). «El equipo de manejo y lanzamiento de armas está compuesto por estiba para 12 armas largas y 6 tubos lanzatorpedos con descarga positiva», afirma Navantia. Los sensores y armas instalados en el S-80 le capacitan además para recopilación de datos de inteligencia, reconocimiento y vigilancia.
Captura submarino

Kindelán

Actualmente, el único submarino operativo de la Armada es el S-74 Tramontana. Hay que subrayar que ya han concluido los trabajos de gran carena del S-71 Galerna, iniciados en 2017, y que han implicado el desmontaje y montaje de los más de 15.000 elementos que lo componen. El Galerna ha ampliado su vida útil en cinco años y en 2023 podría navegar junto al S-81.
Comentarios
tracking