Playa Teixidelo en Cedeira. La Coruña

Playa Teixidelo en Cedeira. La CoruñaGoogle Maps

Esta es la única playa del mundo con arena negra de origen no volcánico y está en Galicia

Está en Cedeira, en la provincia de La Coruña, y aunque es de difícil acceso merece la pena descubrirla

Galicia puede presumir de muchas cosa:, de su gastronomía, de su Historia … y, por supuesto, de sus playas. Hay una gran variedad de playas en toda la comunidad gallega que van desde las más salvajes en las Rías Altas a las más turísticas, las de la Rías Bajas. Pero si alguna destaca por la peculiaridad de su arena es la de Teixidelo, la perla negra de Cedeira, en la provincia de La Coruña.
La playa de Teixidelo se diferencia del resto por ser la única playa del mundo de arena negra de origen no volcánico.
Esta playa salvaje de fuerte oleaje y rodeada de acantilados es de complicado acceso manteniéndola alejada de la multitud lo que contribuye a la preservación de todo su esplendor y convirtiéndola en un mágico lugar.
Un curioso fenómeno geológico es el que tiñe de negro la arena y las piedras de esta playa. Las rocas que la conforman se denominan ultramáficas o ultrabásicas que se caracterizan por tener un porcentaje muy bajo de sílice, pero uno muy elevado de minerales básicos con alto contenido de magnesio y de hierro. Se trata de una roca densa y de coloración oscura y son pocos los lugares en donde se puede encontrar porque se origina a gran profundidad llegando difícilmente a la superficie y mucho menos a una playa, a no ser que sea por la acción de un volcán. Probablemente las difíciles condiciones que reúne este arenal explique este fenómeno geológico, pues se encuentra en la base de los acantilados de Vixía Herbeira.

¿Cómo llegar hasta ella?

Para conocer la playa de Teixidelo hay que realizar una ruta bastante complicada. De hecho, el Ayuntamiento de Cedeira proporciona visitas guiadas, las llamadas «georutas», ya que es a través de senderos que no están muy señalizados y es muy fácil perderse. La cantidad de acantilados aumenta el riesgo de la travesía y es importante también, consultar el estado de las mareas porque cuando esta está alta, la playa desaparece casi por completo.
La ruta de las playas negras se inicia y acaba en el crucero de Teixidelo y continua hacia la falla de la Capelada, una grieta de casi 300 millones de años, la cascada y finalmente la playa. El paseo es de 5 kilómetros aproximadamente.
Una vez en el arenal, entre las enormes rocas que conforman la playa se aprecian los restos de un barco, Don Segundo Sombra, naufragado en la costa en los años 80. Durante el recorrido, cuando las condiciones lo permiten, se puede disfrutar de la cascada de Teixidelo, una espectacular caída de agua que da al mar.
La ruta completa dura unas seis horas; pero merece la pena hacerla ya que nadie debe irse sin descubrir los que Vixía Herbeira tiene que ofrecer.
Comentarios
tracking