La presidenta de la APM, María Rey

La presidenta de la APM, María ReyEuropa Press

Asociación de la Prensa de Madrid

La APM señala su «frontal oposición» a los insultos contra periodistas desde el Congreso tras las palabras de Belarra

La Asociación de la Prensa de Madrid (APM) ha emitido este miércoles un comunicado en el que reitera su «frontal oposición» a los señalamientos e insultos a periodistas desde la tribuna del Congreso de los Diputados después de que la diputada de Podemos Ione Belarra arremetiera hoy contra Pablo Motos, Susanna Griso, Ana Rosa Quintana y Antonio García Ferreras.

«Esta asociación ve intolerable que la secretaria general de Podemos, Ione Belarra, acuse a Ana Rosa Quintana, Pablo Motos, Susanna Griso o Antonio García Ferreras de que 'los intereses económicos y políticos' estén detrás de 'las mentiras que vierten', porque considere que las informaciones que difunden son críticas hacia su formación», reza el escrito publicado por la asociación que preside María Rey.

De igual modo, agrega el comunicado, «las palabras de Belarra en el sentido de que 'hay que atar corto' a los que califica de 'periodistas corruptos' no tienen cabida en una sociedad democrática». «La sociedad española cuenta con suficientes medios para actuar cuando haya indicios de que se producen casos de corrupción, sin necesidad de atentar contra la libertad de expresión», apostilla.

Además, la APM estima que «el afán por controlar los medios de comunicación es propio de partidos con un escaso respeto por el derecho a la libertad de información recogido en el artículo 20 de la Constitución española».

Las palabras de Belarra

En concreto, Belarra ha tachado de «periodista corrupto» a Antonio García Ferreras, de laSexta, y ha acusado a Ana Rosa Quintana (Telecinco), Pablo Motos y Susanna Griso (Antena 3) de «mentir cada día» desde la televisión.

Su intervención no motivó ninguna llamada de atención desde la Presidencia de la Cámara, ostentada por Francina Armengol, y fue el PP, por boca de su portavoz, Miguel Tellado, quien exigió a Armengol que llamara al orden a la exministra, ante lo cual la presidenta reiteró que revisarán todas las palabras ofensivas del Pleno y decidirán lo que se retira del Diario de sesiones.

Ahora los 'morados' han enviado una carta a Armengol para que mantenga las palabras de corrupto y de mentirosos porque «no afectan en modo alguno al decoro ni a la cortesía parlamentaria». El partido fundado por Pablo Iglesias, que ahora dirige un medio de comunicación, sostiene que «es obligación de los representantes públicos defender el derecho fundamental a una información veraz».

Comentarios
tracking