08 de febrero de 2023

Rocío Osorno, con traje fucsia

Rocío Osorno, con traje fucsia

Tres tendencias de moda que desaparecen en 2023

Del furor en 2022 al repudio más absoluto, las piezas que dejan de ser «guay»

Tras el bache del Covid-19 y ese paréntesis que tantas cosas ha cambiado en el mundo de la moda y en la vida en general, la recuperada libertad se viste de elementos opuestos: prendas cómodas y piezas espectáculo. Pero hay tendencias que tras una época de absoluto reinado caen en el olvido, o más bien en el repudio con mucha rapidez. De repente, hay prendas y accesorios ensombrecen entre exitosas lentejuelas y jerseys de algodón deportivos. Aquí van 3 piezas que en 2023 dejan de ser «guay».
1. El traje de chaqueta y pantalón fucsia. Comenzó Rociito la tendencia, increíble. Para que luego se diga que la hija de la más grande no tiene tirón. Pero siguieron todas las actrices, modelos e influencers, desde Paula Echevarría hasta Rocío Osorno, pasando por la Pedroche. La gota que colmó el vaso fue nuestra guapísima Leonor llevando su propia versión. Y el caso es que le quedaba mal a todas: burdo, saltón, poco favorecedor a la tez…un caso. El traje fucsia es un conjunto que hemos visto hasta la saciedad y que se ha puesto alguna invitada en cada boda, comunión, bautizo o divorcio de 2022. Agotador. Ahora quedará relegado a un «déjà vu» durante un par de décadas más. Aunque la moda gira ahora tan rápidamente que su desaparición se puede reducir a solo 5 años de prisión condicional en el armario del desván.
C&A Chaqueta y pantalón fucsia

C&A Chaqueta y pantalón fucsia

2. Los tacones de aguja. Es cierto que un tacón bonito y elegante siempre tendrá cabida en los armarios femeninos más actualizados. Pero también es verdad que tras la pandemia ellas han probado las mieles de las alpargatas, las babuchas y las zapatillas deportivas durante todo el día. Ahora resulta difícil volver a encaramarse en los tacones de aguja o stilettos que durante tanto tiempo habían triunfado en el mercado de más alto nivel. Mientras que algún taconazo se reserva para ocasiones contadas de más vestir, muchas invitadas insignes llevan alpargatas, babuchas e incluso zapatillas de corte deportivo a bodas y eventos de nivel. Los tacones gruesos también han proliferado y el estilo «Isabel II» ha convertido lo retro en moderno.
Gianvito Rossi para Mytheresa

Gianvito Rossi para Mytheresa

3. Los tops con volante o peplum. Fue la creadora Roksanda Ilincic la que puso de moda de nuevo los tops y vestidos con volante en la cintura o en la falda. Máxima de Holanda se apuntó a la tendencia y el mercado se llenó de lo que en inglés se llama peplum.
Top con volantes

Top con volantes

De efecto femenino y sofisticado, estos volantes, a menudo ejecutados en tejidos gruesos o firmes, son también muy marcados y pueden llegar a ser cansinos. Y esto es lo que ha ocurrido. Cuando no queda royal que se precie que no tenga su conjunto «peplum», se llega a la saciedad y los volantazos vuelven al baúl de los recuerdos
Comentarios
tracking