Fundado en 1910

19 de abril de 2024

people group catering buffet food indoor in luxury restaurant with meat colorful fruits  and vegetables

No pierden dinero con esta opción e incluso pueden ahorrar algoGTRES

Alimentación

Esta es la estrategia que utilizan los hoteles en los buffets libres

Existe una práctica que llevan a cabo la mayor parte de los hoteles y que, evidentemente, muchas personas desconocen en la actualidad

El buffet libre es uno de los grandes reclamos de los clientes a la hora de reservar un hotel en vacaciones, sobre todo en verano. De hecho, ya sea para el desayuno, comida o cena, adquirir el 'todo incluido' incita a los clientes a querer probar todo lo que tengan disponible y siempre en grandes cantidades, ya que buscan amortizar lo que han pagado.
En este sentido, no hay ninguna duda de que representa una oportunidad para que las familias, parejas o amigos desconecten por completo de su vida cotidiana y se centren únicamente en disfrutar. Además, gracias a esto se evita cualquier tipo de discusión a la hora de comer, debido a que no es necesario buscar ningún restaurante.
Asimismo, de la mano de estos servicios existe una práctica que llevan a cabo la mayor parte de los hoteles y que, evidentemente, muchas personas desconocen en la actualidad. Concretamente, se trata de un truco con el que se puede medir la rentabilidad de la comida que ofrece un buffet de un hotel.

No pierden dinero con esta opción

La conclusión es que no pierden dinero e incluso pueden llegar a ahorrar algo de dinero. Inconscientemente, siempre se busca lo más provechoso, por lo que esta demostrado que al tercer día el cliente se relaja y come y bebe menos, cambiando las bebidas alcohólicas por agua.
Tras este periodo de tiempo, el viajero que se encuentra hospedado en el hotel no llena tanto sus platos, no repite, deja de tomar bebidas alcohólicas durante el almuerzo o la cena y no consume tanta variedad de alimentos como en los primeros días.
En concreto, según explicó Rubén Úbric, director corporativo del servicio de restauración de una destacada cadena de hoteles a ABC, «es imposible que durante una semana estés poniéndote hasta las cejas de todo. En los primeros días, todos abusamos de la comida y la bebida, pero a partir del tercer día todo se modera».
Esta tendencia generalizada hace que el hotel pueda adaptar la oferta gastronómica al completo y lo que invierte en ella, adaptándose a las conductas de sus clientes. El resumen de todo ello es que tanto el cliente como el hotel, salen ganando.
Comentarios
tracking