06 de febrero de 2023

Lisa Marie Presley

Lisa Marie Presley falleció el 12 de enero por un paro cardiaco, el mismo motivo por el que murió su padre, el Rey del RockGTRES

Gente

La guerra familiar que ha abierto la muerte de Lisa Marie Presley

La custodia de sus dos hijas menores podría estar en el aire y no recaer en el padre de las pequeñas

La muerte de Lisa Marie Presley ha dejado en el aire una batalla legal sobre la custodia de sus dos hijas menores, Harper y Finley, de 14 años. Las gemelas nacieron fruto de su matrimonio con Michael Lockwood, de quien se divorció en 2016. El medio estadounidense TMZ asegura que la hija del Rey Rock poseía, hasta ahora, el 60% de la custodia total, mientras su expareja tenía tan solo el 40%.
Su fallecimiento el pasado 12 de enero por un paro cardiaco –tan solo dos días después de asistir junto a Austin Butler a los Globos de Oro por el homenaje a su padre en la película de Baz Luhrmann Elvis– daba el 100% al progenitor de las gemelas, algo que no ha sentado del todo bien en entorno de los Presley, ya que tanto su abuela, la mítica Priscilla Presley como la primogénita de la fallecida, Riley Keogh, estarían planteándose pedir la custodia completa.

«Todos estamos conmocionados por el repentino fallecimiento de Lisa Marie Presley, la madre de mis dos hermosas hijas mellizas Harper y Finley», ha revelado el músico a la revista People, confesión tras la que ha señalado que las niñas todavía se están recuperando de la triste noticia.
«Ambas tienen un espíritu increíble y continuarán con el legado de nuestra familia por el resto de sus vidas. Desde que nacieron, Harper y Finley me han brindado una profunda alegría», ha expresado, al tiempo que ha remarcado que ahora está completamente focalizado en el cuidado de sus mellizas y asegurándose «de que siempre se sientan seguras y amadas»: «Nadie nos prepara para una tragedia tan inesperada. Es incomprensible», ha agregado. Unas declaraciones que son tomadas por el entorno de la difunta cantante como una mera oportunidad para lavar su imagen pública tras haberle exigido una pensión de 40.000 dólares mensuales.

A la lucha también se uniría Danny Keough, primer amor de Lisa Marie, con quien en la veintena tuvo a sus dos hijos, Riley y Benjamin, quien se quitó la vida en julio de 2020. El nieto de Elvis tenía 27 años cuando se disparó a sí mismo en la mansión familiar de Los Angeles después de haber tenido una discusión con su novia y haber consumido alcohol y drogas.
Lisa Marie expresó en multitud de ocasiones que nunca llegó a superar su pérdida. Aseguraba sentirse sola durante el proceso, porque a pesar de que todo el mundo estaba muy atento al principio, con el paso de los meses sintió que sus familiares seguían adelante dejándola a ella atrás.
«Si conoces a alguien que ha perdido a un ser querido, da igual cuánto tiempo haya pasado, llámales, visítales, apreciarán más de lo que te imagines que te preocupes», reconocía en una ocasión. Al mismo tiempo que admitía sentirse culpable a diario, preguntándose y machacándose sobre lo ocurrido. Su hijo Benjamin había estado en rehabilitación hasta en tres ocasiones, la última solo seis meses antes de morir, pero nunca había terminado el tratamiento.
Mucho más pragmático con su dolor, Danny Keough, rara vez se ha referido en público a la tragedia familiar, pero, después de perder a Lisa Marie parece estar dispuesto a dejar su anonimato selectivo y luchar por la custodia de las pequeñas, con quienes vivía y mantenía una excelente relación. De hecho fue él, quien, al regresar de llevarlas al colegio, intentó reanimar a Lisa Marie después de encontrarla inconsciente por el paro cardiaco que terminó con su vida.
Comentarios
tracking