Fundado en 1910

28 de febrero de 2024

Dani Alves y su mujer, Joana, en 2018

Dani Alves y su mujer, Joana, en 2018GTRES

La jueza le dice a Dani Alves que le perjudica separarse de Joana para salir de prisión

El Debate accede al auto de prisión donde su señoría afirma: «La declaración de la víctima fue clara, firme contundente, verosímil, coherente y persistente».

Para la magistrada es probable que Dani Alves se escape a Brasil si lo deja en libertad. Lo dice textualmente en el auto al que ha accedido El Debate y en el que afirma: «Existe un grave riesgo de que el investigado Sr. Alves trate de eludir la acción de la justicia si fuera puesto en libertad. Es una persona con nacionalidad brasileña, con independencia de que tenga la española, simplemente marchándose a Brasil se pondría fuera del alcance de la Justicia española, al no existir extradición de sus nacionales por parte de Brasil».
La jueza de instrucción también sostiene que la separación de Joana perjudica la sensación de arraigo en nuestro país: «Dani Alves es una persona con gran capacidad económica, y sin ningún arraigo en nuestro país. Él, que alegaba que su mujer era española: no tiene consistencia, al haber solicitado el divorcio la misma y simplemente con marcharse del domicilio donde señalara que reside se pondría en situación de ilocalizable, e impediría la continuación del procedimiento, dado que según nuestra legislación, a partir de los 2 años de prisión el investigado tiene que estar citado y presente en el acto de juicio para que se pueda celebrar, lo que hace que la medida de prisión acordada sea necesaria en este momento del procedimiento».
Es decir, el temor de su señoría es que el jugador de fútbol utilice su gran poder económico para salir de nuestro país y sustraerse a la acción de la justicia. ¿Pero por qué haría tal cosa Dani Alves? Según la jueza: «A Daniel Alves se le imputa un delito de agresión sexual con penetración. Tenemos que el Sr. Alves a lo largo del procedimiento ya ha realizado varias declaraciones y en cada una de ellas ha dado una versión diferente de los hechos: desde que no conocía a la víctima, hasta la última que reconoce que hubo sexo entre ambos señalando que fue consentido. Ello después de que se realizaran todas las diligencias por parte de policía científica y por parte de los médicos forense y se encontrara líquido seminal en el interior de la vagina de la víctima por lo que ya no quedaba más remedio que dar una nueva versión y reconocer que tuvieron sexo, porque no había explicación alguna de cómo llegó si no a la vagina de la víctima», concluye la magistrada. Es decir, no ha creído al futbolista cuando afirmó que si dijo que no conocía a la joven de 23 años fue porque no quería que Joana se enterase de su infidelidad.
Otro de los aspectos que destaca la jueza instructora son las imágenes del vídeo de la discoteca: «Bailar con el Sr. Alves, estar con él charlando y normal, beber una copa: nada de todo eso tiene que ver con lo que sucedió dentro del lavabo, de donde no hay ninguna grabación y la víctima manifiesta que fue violada y obligada a tener sexo con el Sr. Alves. Por otro lado, el Sr. Alves reconoce que tuvieron sexo señalando que fue consentido y que la víctima se pudo sentir molesta, porque pidió salir primero del baño: curioso que si todo fue tan bien como señala el Sr. Alves, después de salir del baño no vuelven a dirigirse ni la palabra ni casi la mirada».
Para la magistrada no hay duda: «La declaración de la víctima en sede judicial fue clara, firme contundente y verosímil, coherente y persistente, sin que se apreciara ningún ánimo espureo en la misma. Lo hizo el mismo día que pasaron los hechos, ante policía y ante los responsables del Sutton donde ocurrieron los mismos. Frente a ello tenemos las variadas y diferentes versiones que ha dado el Sr. Alves, para explicar los hechos». Ahora la defensa tiene tres días para recurrir la decisión ante la Audiencia Provincial de Barcelona.
Comentarios
tracking