06 de febrero de 2023

Liesel Bach, la primera mujer en sobrevolar el monte Everest

Liesel Bach, la primera mujer en sobrevolar el monte Everest

Siete mujeres pioneras alemanas que revolucionaron el mundo de la aviación

Alemania que estaba en la vanguardia social y técnica europea será uno de los países pioneros donde la mujer llegará a campos hasta entonces vedados para ellas

Después de la Primera Guerra Mundial las mujeres fueron obteniendo el derecho al voto. La contribución de la mujer en las fábricas ayudó a su integración en el mundo laboral en los países más desarrollados. Alemania que estaba en la vanguardia social y técnica europea será uno de los países pioneros donde la mujer llegará a campos hasta entonces vedados para ellas.

La aviación, símbolo del mundo moderno

Uno de esos campos era la aviación, un símbolo del mundo moderno que se avecinaba con el siglo XX y que había creado sus héroes como el famoso Barón Rojo, Manfred von Richthofen. Otro de sus héroes fue el coronel Ernst Udet quien fue el principal apoyo en la introducción de las mujeres en el mundo de la aviación, como jefe del Estado Mayor de caza y bombardeo en picado y responsable del desarrollo técnico de la Luftwaffe. En su mayor parte las mujeres aviadoras fueron hijas de la alta burguesía o de la nobleza, bien instruidas y con atracción por los nuevos deportes, donde la aviación por su independencia y relación con el avance técnico tenía una gran atracción. La aviación acrobática sin embargo planteaba los graves problemas de la financiación privada teniendo las mujeres pilotos como sus congéneres masculinos que vivir sobrevolando la publicidad de empresas comerciales.

Las mujeres aviadoras fueron hijas de la alta burguesía o de la nobleza, bien instruidas y con atracción por los nuevos deportes

Entre las pioneras que destacaron a nivel internacional encontramos a Liesel Bach (1905-1992) piloto acrobática alemana e instructora de vuelo. En las elecciones presidenciales de 1932 participó como piloto en la campaña de Adolf Hitler, hecho que le traerá consecuencias en le postguerra. Liesel Bach se convirtió en la primera mujer en volar sobre el monte Everest en 1951. Thea Rasche (1899-1971) será la primera mujer alemana con una licencia acrobática y también para pilotar un hidroavión, convirtiéndose en una de las aviadoras alemanas más conocidas por sus viajes a los EEUU, coincidiendo con el piloto e inventor, Juan de la Cierva. En 1927 Thea Rasche voló alrededor de la Estatua de la Libertad convirtiéndose en un ídolo del feminismo americano y pronunciando numerosos discursos. Después de la Segunda Guerra Mundial pasó por el tribunal de desnazificación siendo considerada no peligrosa.
Thea Rasche

Thea Rasche voló alrededor de la Estatua de la Libertad convirtiéndose en un ídolo del feminismo americanoBundesarchiv / Wikimedia Commons

Elly Beinhorn (1907-2007) fue la primera mujer que voló sobre los cinco continentes. El 4 de enero de 1931, despegó en su primer vuelo a África occidental, viaje que le dio la oportunidad de dar conferencias y reportajes fotográficos, que le sirvieron para pagar sus deudas de vuelo. En sus viajes de largo recorrido obtuvo el nombramiento de miembro honorario del Aero Club de Nueva Zelanda y la Cruz de Piloto Peruano. En su país recibió la Copa Hindenburg, la más alta del aire en aquel momento. En 1933 realizó su segundo viaje a África, a su parte oriental. En su regreso aterrizó en Roma donde conoció a Benito Mussolini, donde no ocultó su admiración por el estadista italiano. En la capital italiana también hizo amistad con el piloto Italo Balbo, jerarca del régimen y quien ese año atravesó el atlántico con 24 aviones. Elly Beinhorn entró en las revistas de cotilleo al casarse con Bernd Rosemeyer, el piloto de carreras más famoso de Alemania. Ella escribió sus experiencias de vuelo en el libro 180 horas sobre África. Antes de la guerra viajó a Asia y a América. Después de la guerra Elly Beinhorn fundó la Asociación de Mujeres Piloto Alemanas. Otra de las mejores pilotos fue Marga von Etzdorf (1907-1933) quien fue la primera mujer piloto contratada para volar para una aerolínea y la primera mujer en volar sola a través de Siberia, hasta Japón. El 29 de agosto de 1931, Marga von Etzdorf llegó a la capital japonesa siendo recibida por miles de personas, donde recibió la «Medalla de Oro al Mérito», del Club Imperial Aero Japonés. En su siguiente vuelo sobre próximo oriente, se suicidó en Alepo.
Beate Uhse (entonces Köstlin) en el aeródromo de Rangsdorf, 1937

Beate Uhse (entonces Köstlin) en el aeródromo de Rangsdorf, 1937

Entre las mujeres que sirvieron en la Luftwaffe destacaron Beate Uhse (1919-2001) que realizó los vuelos de transferencia desde los aeropuertos de reparación a sus flotas militares. Uhse supo esquivar sus vuelos gracias a sus habilidades acrobáticas. Después de la guerra adquirió fama por publicar folletos sobre el método anticonceptivo Knaus-Ogino y fundar el primer sex shop del mundo. Melita Schenk, condesa de Stauffenberg (1903-1945) fue la primera mujer en tener la posesión de licencias de piloto para todas las clases de aeronaves con motor, piloto acrobático y de piloto sin motor. Fue la segunda capitán nombrada de la Luftwaffe, sirviendo en la Academia Técnica de la Luftwaffe. El 22 de enero de 1943, recibió la Cruz de Hierro Clase II y la Insignia de Piloto Militar en Oro con Diamantes y Rubíes por sus vuelos de prácticas, a pesar de su origen parcialmente judío. Su esposo, el historiador y poeta Alexander von Stauffenberg, fue detenido tras el intento de asesinato que su cuñado realizó contra Adolf Hitler. Murió al ser derribada por un avión de combate estadounidense el 8 de abril de 1945.
Reitsch junto a Karl Ritter, 1968.

Reitsch junto a Karl Ritter, 1968.

Sin embargo, la más famosa piloto fue la capitán Hanna Reitsch (1912-1979), aviadora alemana célebre por sus récords deportivos y contribuciones como piloto de pruebas en la Luftwaffe. En 1937 fue la primera mujer en el mundo en ser ascendida a capitán de vuelo por el coronel Ernst Udet. Antes de la guerra estableció más de 40 récords de altitud de vuelo y récords de resistencia de en planeo. Durante la guerra fue la primera mujer en pilotar un avión cohete y un avión a reacción, recibiendo por sus actividades la Cruz de Hierro de Primera Clase. Después de la Segunda Guerra Mundial, se prohibió volar a los ciudadanos alemanes. En 1952, recuperado el derecho a volar, Reitsch ganó la medalla de bronce en el Campeonato Mundial de Vuelo a Vela en España. En 1959, el primer ministro indio, Jawaharlal Nehru, invitó a Reitsch, para fundar la primera escuela de vuelo sin motor, y poco después por el presidente de Ghana, Kwame Nkrumah.
Comentarios
tracking