06 de febrero de 2023

Nikola Tesla frente a la espiral de la bobina de su transformador de alto voltaje en East Houston Street, Nueva York

Nikola Tesla frente a la espiral de la bobina de su transformador de alto voltaje en East Houston Street, Nueva York

80 años

Nikola Tesla, el visionario que quiso que la electricidad fuese gratis para todo el mundo

Nikola Tesla falleció el 7 de enero de 1943 solo en la habitación 3327 del New Yorker Hotel. A su funeral asistieron más de 2.000 personas y los portadores del féretro fueron premios Nobel

El nombres Tesla forma parte del vocabulario mundial gracias a Elon Musk y su marca de coches. Muchos conocen la marca de coches y pocos conocen quién fue Tesla. Pues bien, un 7 de enero de 1943 fallecía en Nueva York Nikola Tesla. Así pues, este 2023 celebramos los 80 años de su fallecimiento. ¿Quién fue? Se puede decir que un inventor, ingeniero eléctrico y mecánico. Otros lo han definido como un visionario. Tesla nació en Croacia el 10 de julio de 1856. Se nacionalizó estadounidense y compitió con Thomas Alba Edison. En total Tesla desarrolló 300 patentes vinculadas a diversos aparatos eléctricos.
En 1884 emigró a los Estados Unidos. Ahí empezó a trabajar en Edison Machine Works. Poco después, con ayudas económica, fundó su propia compañía. Uno de los mayores inventos de Tesla fue el motor asíncrono de corriente alterna (CA) y las patentes relacionadas con el sistema polifásico, licenciadas por Westinghouse Electric, le reportaron que se hiciera rico.

En total Tesla desarrolló 300 patentes vinculadas a diversos aparatos eléctricos

La Torre de Wardenclyffe

Tesla no cumplió uno de sus sueños. ¿Cuál? Hacer llegar la energía eléctrica gratuita e inalámbrica a todo el mundo. El sueño se llamaba Torre de Wardenclyffe. La idea era construir una gran torre que generaría un gran campo magnético que rodearía la tierra. Con una antena se captaría la energía eléctrica que se utilizaría en as casas y los comercios.
La Torre de Wardenclyffe, el sueño de Nikola Tesla

La Torre de Wardenclyffe, el sueño de Nikola Tesla

A parte de inventar los rayos X, también experimentó con osciladores y generadores mecánicos, y tubos de descarga eléctrica. Además del motor de corriente alterna, el radar, la transferencia de energía eléctrica en forma inalámbrica, el control remoto, el microscopio electrónico, herramientas de medición y control climático. Fundó un laboratorio de investigaciones electrotécnicas. En él descubrió el principio del campo magnético rotatorio y los sistemas polifásicos de corriente alterna.

La leyenda dice que en el 1915 se le concedió el Premio Nobel, junto a Thomas Alba Edison, pero lo rechazó al estar enemistados ambos

Tesla y el Premio Nobel

Después de demostrar la comunicación inalámbrica por medio de ondas de radio y la guerra de las corrientes, fue declarado el mejor ingeniero eléctrico de los Estados Unidos. La leyenda dice que en el 1915 se le concedió el Premio Nobel, junto a Thomas Alba Edison, pero lo rechazó al estar enemistados ambos. También se dice que lo rechazó porque no estaba de acuerdo con que Guglielmo Marconi (1874-1937) recibiera la mitad del Premio Nobel de Física en 1909, ya que le acusaba de haberle robado la patente de la radio.
Tesla solo recibió una única nominación para el Premio Nobel de Física y fue en el de 1937. Le nominó Felix Ehrenhaft (1879-1952), director del Instituto de Física de la Universidad de Viena. El 6 de noviembre de 1915, apareció en el New York Times un artículo titulado Edison and Tesla to Get Nobel Prizes (Edison y Tesla recibirán premios Nobel). El autor del artículo era un corresponsal del London Daily Telegraph afincado en Copenhague. El artículo afirmaba que «el Gobierno sueco ha decidido distribuir los Premios Nobel la próxima semana de la siguiente manera: Física – Thomas A. Edison y Nikola Tesla». Ese día también apareció en el medio neoyorquino un artículo que informaba: «1915 Premios Nobel Otorgados. Física: dividida entre el profesor William Henry Bragg de la Universidad de Leeds y su hijo, W.L. Bragg de la Universidad de Cambridge por investigar la estructura de los cristales mediante el uso de los rayos Rontgen». La realidad es que ni Tesla ni Edison recibieron nunca el Premio Nobel.

Años después de su muerte Tesla se convirtió en un referente en el desarrollo de la robótica, en la física nuclear y la física teórica

Durante la década de 1910 y 1920 siguió experimentando con otros inventos. Su creatividad no tenía límite. Y no siempre consiguió el éxito deseado. Todo el dinero ganado lo invirtió en esos nuevos inventos e ideas. Se cuenta un par de anécdotas sobre las pruebas que realizó sobre su oscilador. Experimentando con una pequeña versión, aseguró haber alcanzado la frecuencia de resonancia de su edificio, haciendo que los vecinos llamaran a la policía, alarmados por los temblores. Esta experimentación, según comentó, también la experimentó Mark Twain, amigo de Tesla. Comentaba Twain que la vibraciones del oscilador le provocaron un potente efecto laxante en su cuerpo.
Mark Twain en el laboratorio de Nikola Tesla, (1894)

Mark Twain en el laboratorio de Nikola Tesla, (1894)

Años después de su muerte Tesla se convirtió en un referente en el desarrollo de la robótica, en la física nuclear y la física teórica. La unidad de medida del campo magnético del Sistema Internacional de Unidades, el tesla, también conocido como densidad de flujo magnético o inducción magnética, recibe su nombre desde 1960, cuando la Conferencia General de Pesas y Medidas decidió homenajear a Nikola Tesla.
A lo largo de su vida, como consecuencia de sus inventos relacionados con los campos eléctricos y la electricidad, Tesla se enfrentó a muchos ataques, por parte de las grandes compañías eléctricas estadounidenses, al convertirse en un enemigo. Tesla, como hemos dicho, deseaba que la electricidad fuera gratis para todo el mundo. Esto era un peligro para esas grandes empresas, que perderían sus ganancias. Por eso le hicieron la vida imposible e intentaron boicotear todos sus inventos y patentes.
Nikola Tesla falleció el 7 de enero de 1943 solo, en la habitación 3327 del New Yorker Hotel, en la Octava Avenida. Nunca se casó y se mantuvo célibe toda su vida. A su funeral asistieron más de 2 000 personas y los portadores del féretro fueron premios Nobel. Su cuerpo fue incinerado y sus cenizas reposan en una urna esférica, su objeto geométrico favorito, en el Museo Nikola Tesla de Belgrado.
A su muerte la mayor parte de sus archivos y aparatos fueron recogidos y almacenados por la Office of Alien Property Custodian, un departamento del gobierno que durante la Primera y Segunda Guerra Mundial servía como custodio de propiedades que pertenecían a ciudadanos de países enemigos. Según descubrió su biógrafa Margaret Cheney, existe una parte importante de sus archivos que se encuentran «en la tercera de las tres bibliotecas que tiene una conocida agencia de investigación para la defensa». La primera de ellas está abierta al público, la segunda es de acceso semi-restringido y la tercera biblioteca solo la pueden visitar personal de inteligencia. Este es uno de los grandes misterios que aún envuelven la figura de este visionario llamado Nikola Tesla.
Comentarios
tracking