Fundado en 1910

25 de febrero de 2024

Víctimas soviéticas de la masacre de Katyn.

Víctimas de los soviéticos en la masacre de Katyn.MEDIA COMMONS

23 de agosto

Europa olvida a las víctimas actuales del comunismo en el día que se condenan los regímenes totalitarios

La Unión Europea fomenta actividades que mantengan el interés sobre hechos históricos recientes que marcaron el futuro del continente

El 2 de abril de 2009, el Parlamento Europeo aprobó una resolución con el fin de mantener la memoria de las víctimas asesinadas bajo gobiernos totalitarios y autoritarios.
La resolución menciona expresamente a los regímenes nacional socialista alemán –nazi– y al estalinismo soviético, y amplía a fascistas y comunistas. Desde el primer momento el texto generó polémica porque no se incluía de forma expresa a las víctimas del comunismo actual.
Al subrayar «estalinismo» se acotaba en el espacio tiempo a las víctimas, cuando el comunismo es la única forma totalitaria del siglo XX que sigue vigente hoy en día y en cuyo nombre se siguen cometiendo todo tipo de crímenes. En cambio, el fascismo y el nazismo fueron vencidos militarmente en 1945.
Esta «omisión» se debe a la presión ejercida por los grupos de izquierda europea. En el Parlamento Europeo no existe ningún partido oficialmente fascista o nacional socialista. En cambio, sí existen partidos de inspiración comunista, socialista y marxista, aunque ahora se cubran bajo un velo de color verde y de preocupación medioambiental.
Es más, la buena salud de estos grupos se ha podido ver en la última reunión EU-CELAC en la que fuerzas de izquierda de todo tipo se reunieron en Bruselas para coordinar proyectos entre ambos continentes.

Sobre el texto y España

La ley de memoria histórica española no debería tener cabida bajo esta resolución por varios motivos. El primero, se inculpa a una parte de la población de todos los crímenes -así como de la misma guerra civil- mientras que se exculpa a aquellos que asesinaron impunemente e intentaron dar golpes de Estado anteriores al de 1936. Este es el caso de Asturias en 1934.
El segundo, «considerando que los historiadores están de acuerdo en que no son posibles interpretaciones plenamente objetivas de los hechos históricos y en que no existen relatos históricos objetivos», no puede instalarse una interpretación subjetiva como si fuera objetiva.
Y tercero, «considerando que ningún organismo o partido político tiene el monopolio de la interpretación de la historia, y que dichos organismos y partidos no pueden pretender ser objetivos», ni el PSOE ni ninguno de sus aliados puede oficializar una interpretación de la historia.

La historia sigue oculta

El Parlamento Europeo reconoció en aquel entonces que «20 años después del colapso de las dictaduras comunistas en Europa Central y Oriental, el acceso a los documentos de relevancia personal o necesarios para la investigación científica siga estando indebidamente restringido en algunos Estados miembros».
En este sentido, la vicepresidente de Valores y Transparencia Věra Jourová y el comisario de Justicia Didier Reynders han expresado en un comunicado que renuevan su «compromiso de hacer todo lo que esté en nuestra mano para evitar que tales tragedias se repitan jamás».
La Comisión Europea apoya proyectos en toda Europa que abordan la historia de los crímenes totalitarios y fomentan el recuerdo. El programa Ciudadanos, Igualdad, Derechos y Valores (CERV) apoya acciones para reforzar el recuerdo de los crímenes cometidos por los regímenes autoritarios y totalitarios. En particular, apoya proyectos destinados a compartir la memoria de estos crímenes, fomentar la educación entre todas las generaciones sobre estos hechos históricos y compartir testimonios.
Todos estos esfuerzos de poco sirven si los herederos políticos siguen participando en política. Solo Ucrania y Lituania han prohibido la existencia de partidos comunistas.
Comentarios
tracking