08 de agosto de 2022

Chinese parents perform stretching exercises with their babies at a center in Xiamen, in southeast China's Fujian province, 01 April 2007, designed to improve the babies' alertness and balance. China's government has long viewed its population of 1.3 billion people, the world's largest, as the greatest challenge to the nation's modernisation, vowing to continue the nearly 30-year-old policy beyond 2033, when China's population is expected to peak at 1.5 billion people.     CHINA OUT GETTY OUT          AFP PHOTO (Photo by AFP / AFP)

Padres chinos realizan ejercicios de estiramiento con sus bebés en un centro de Xiamen AFP

Políticas pronatalidad

China pone cerco al aborto por el desplome de la natalidad

Junto con la flexibilización de la política de hijo único, ahora se limita la interrupción del embarazo cuando es «por razones no médicas»

El primer ministro chino, Li Keqiang, ha firmado un decreto del Consejo de Estado para abolir tres series de regulaciones administrativas sobre asuntos referentes a la planificación familiar.
Según el portal especializado en China.org.cn «una serie de regulaciones sobre servicios técnicos para la planificación familiar fue abolida debido a la inclusión de servicios e institutos en el sistema de atención médica materno-infantil como servicios públicos básicos» conforme recogía de fuentes del Consejo de Estado.
Como China ya ha eliminado las multas para las parejas que violen la ley de planificación familiar para tener más hijos de los permitidos, las regulaciones sobre el cobro de tales multas ya no existirán.
China sigue siendo la nación más poblada del mundo, pero el último censo mostró que el crecimiento de la población de 2011 a 2020 fue el más lento desde la década de 1950 y se esperaba que se desacelerara aún más en unos pocos años. La tasa de fertilidad cayó de 1,6 nacidos vivos por mujer en 2016 a 1,3 por mujer en 2020.
Después de años de intentar limitar el crecimiento de la población, Beijing ahora promete nuevas políticas destinadas a alentar a las familias a tener más hijos. China reducirá el número de abortos realizados con «fines no médicos», ha dicho el gabinete del país, en el último intento aparente de revertir su decreciente tasa de natalidad.
Según recoge The Guardian, «China ya ha promulgado medidas estrictas destinadas a prevenir los abortos selectivos por sexo, y las autoridades sanitarias advirtieron en 2018 que el uso del aborto para poner fin a los embarazos no deseados era dañino para el cuerpo de las mujeres y corría el riesgo de causar infertilidad».
El consejo de estado dijo que las nuevas pautas, publicadas este lunes, apuntarían a mejorar el acceso general de las mujeres a los servicios de atención médica antes del embarazo. Sin embargo, la política parece ser otra parte del intento de Pekín de revertir la tasa de natalidad en declive del país, que los «think tanks» e investigadores de políticas han identificado como un importante desafío de política social en las próximas décadas.
Comentarios
tracking