28 de mayo de 2022

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, se quita la mascarilla en un acto.

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, se quita la mascarilla en un acto.AFP

Biden pasa en un año de querer «derrotar» a la covid con la vacuna a pedir mascarilla y refuerzo para «evitar casos graves»

Dos publicaciones en el Twitter oficial del presidente de los Estados Unidos con once meses de diferencia arrojan mensajes muy distintos acerca de la utilidad de la vacuna en la lucha contra el coronavirus

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, ha hecho una amplia campaña a favor de la vacunación en Estados Unidos. Una campaña que, a tenor de los datos oficiales, no ha cosechado grandes frutos. En la actualidad, solamente un 63% de la población norteamericana la ha recibido. Y eso que Estados Unidos tiene vacunas de sobra. Tantas que es de los países que más dosis ha donado a otros países. Pero, lo que sorprende es el cambio de discurso en torno a la mencionada vacuna contra la covid en la cuenta oficial de Twitter del presidente. Hace once meses la vacuna era la clave para «derrotar a la pandemia» pero este martes ha pasado a ser, junto con la mascarilla y la dosis de refuerzo, la mejor herramienta para «evitar la enfermedad grave» relacionada con la covid. 
Los dos mensajes fueron publicados en el perfil oficial del presidente de Estados Unidos. El 28 de febrero de 2021 difundía este mensaje: «Cuantas más personas se vacunen, más rápido venceremos esta pandemia. Por eso, uno de mis primeros objetivos es administrar 100 millones de vacunas contra el COVID-19 en nuestros primeros 100 días. Me enorgullece decir que estamos a más de la mitad de nuestro objetivo y semanas antes de lo previsto.». Un mensaje optimista como el que más del que se desprende que la campaña de vacunación era la clave para «derrotar a la pandemia». 
Pero 11 meses después, este martes 18 de enero, la misma cuenta de Twitter publicaba un tuit mucho menos triunfalista, más escueto y con un mensaje muy distinto al anterior: «Tenemos las herramientas para proteger a las personas de enfermedades graves debido al COVID. Vacunarse. Obtén un impulso. Usar una mascarilla». La vacuna contra la covid ha pasado de ser la solución a la pandemia a ser una herramienta más en un trípode de medidas que «evitan» los casos más graves de la covid.
En Estados Unidos, los contagios no han parado de crecer desde la irrupción de ómicron. Actualmente, registra una media de 800.000 nuevos positivos convirtiéndolo en el país más afectado por la covid, con más de 64 millones de casos desde el inicio de la pandemia, y casi 850.000 muertes.
Comentarios
tracking