23 de mayo de 2022

Eric Zemmour, candidato presidencial

Eric Zemmour, candidato presidencialAFP

«Frexit», el sueño frustrado de Eric Zemmour

El candidato a las presidenciales francesas elucubra que la «falta de valor de Francia» les impide abandonar Europa

Son sus primeras elecciones y aún lo tildan de «candidato sorpresa», pero Eric Zemmour destaca por su ambición y heterodoxia. Mientras Reino Unido sigue lidiando con las consecuencias de un Brexit intransigente, meses después de finalizar su periodo transitorio, Zemmour ha apoyado públicamente la decisión. Con anhelo, el polemista de derechas lamentó que Francia «no tuviera el valor» de hacer algo parecido.
«La Europa de Macron es una Europa ficticia», denunció Zemmour, candidato a menudo tildado de «ultraderechista», durante una rueda de prensa. «Al contrario de lo que piensa, Europa no es una nación». Las declaraciones del político coinciden con la polémica propuesta de Macron, actual presidente de turno del Consejo de la Unión Europea, de integrar el aborto en la Carta de Derechos Fundamentales.
A pesar de su admiración por el Brexit inglés, Eric Zemmour no busca inspirar la versión francesa en el modelo británico. «Sin Francia, la Unión Europea muere», sentenció el pasado noviembre, durante una conferencia en Londres. «Bruselas debería rendirse a la voluntad francesa. Si es necesario, cerraré las fronteras con Italia o España, no importa lo que diga el Tratado de Schengen».
¿Por qué, entonces, no busca Zemmour un «Frexit» propio?
Su respuesta es simple: según él, los franceses carecen del valor necesario para tomar esa decisión. «Compartimos completamente el diagnostico que hicieron los ‘brexiteers’, pero Francia no es Inglaterra. Por ejemplo, Inglaterra ha ganado todas sus guerras en los dos últimos siglos, y nosotros las hemos perdido todas. Eso significa que no tenemos mucha confianza en nosotros mismos», explicó durante una rueda de prensa en la región de Calais.
Estas palabras recuerdan a la conferencia que pronunció en Londres en noviembre de 2021, durante la presentación de su libro, donde señaló que «el Brexit mostró la vitalidad de los ingleses, que decidieron tomar el control de sus destinos».
«Decidieron dejar de someterse a los jueces y tecnócratas europeos», prosiguió en aquella conferencia. «La clase política británica tuvo la tentación de ignorar el voto democrático, pero al final no lo hicieron, y eso es admirable», terminó, entonces, el candidato.

El tema central de mi campaña es la inmigración, cómo está cambiando el rostro del país, y cómo va a provocar una guerra de las civilizacionesEric Zemmour, candidato del Partido «¡Reconquista!»

Mientras Macron lidera la Unión Europea, Zemmour y su rival en la derecha, Marine le Pen, se reparten el electorado euroescéptico.
Durante la rueda de prensa en Calais, el polemista recordó que «el tema central de [su] campaña es la inmigración, cómo está cambiando el rostro del país, y cómo va a provocar una guerra de las civilizaciones». No podría haber elegido una ubicación más apropiada para sus reivindicaciones; la región de Calais padece desde hace años una crisis migratoria sin precedentes. En el año 2021, 28.381 inmigrantes cruzaron el Canal de La Mancha, y el Gobierno británico predice que esa cantidad se duplicará en 2022. Hombres, mujeres, y niños en busca de asilo zarpan diariamente desde Calais con la esperanza de desembarcar en las costas inglesas.
«Calais es la típica ciudad destrozada por Schengen, y la gestión apocalíptica de la inmigración en Europa, y por su ausencia de fronteras. Es imperdonable: hay que revisar el Schengen». Así describió Zemmour una de las claves de su programa electoral. Prometió mantener a Francia dentro de la Unión Europea, pero también «reclamar el control de [sus] fronteras».

Escándalos

Su candidatura ha estado rodeada de sorpresas, y también de escándalos. Solo en esta última semana, Zemmour fue condenado por incitación al odio por llamar ladrones, asesinos y violadores a los inmigrantes menores de edad no acompañados, infracción que le supondrá una multa de 10.000. Asimismo, la prensa francesa reveló hace unas semanas que Zemmour engañaba a su mujer con su jefa de campaña, 35 años menor, con la que espera un hijo. Pero en las encuestas no deja de subir; es el cuarto candidato en el ranking, separado por solo un 2% de la candidata de centro derecha, Valérie Pécresse. Con su nuevo 14%, Zemmour supera por tres puntos el apoyo que sumaba la semana pasada.
El actual presidente ,Emmanuel Macron, encabeza los sondeos con el 25% del voto. A continuación, se sitúa Le Pen, con un 17% de apoyo, seguida de cerca por Pécresse, que suma un 16%. Zemmour cierra el flanco de la derecha. Mélonchon, revolucionario y radical, es el primer izquierdista en figurar en las encuestas, pero solo con el 10 % de los votos. Yannick Jadot, ecologista, roza un 6 %. Christiane Taubira, ex ministra de justicia, obtiene un modesto 4 %. La última es Anne Hidalgo, la actual alcaldesa de París, de origen gaditano, que se estanca en un 3 % de apoyo.
Comentarios
tracking