05 de julio de 2022

Lizz Truss Reino Unido Ucrania

La ministra británica de Exteriores, Lizz TrussAFP

64 días de guerra

Reino Unido defiende que el objetivo es expulsar a Rusia de toda Ucrania, incluida Crimea

La ministra británica de Exteriores cree que la guerra podría durar hasta diez años

Sin medias tintas y sin espacio para la equidistancia. Reino Unido no quiere ningún atisbo de victoria rusa en Ucrania.
El único resultado aceptable de la guerra es la retirada total de las tropas rusas del territorio ucraniano, incluido de Crimea y de los territorios del Donbás ocupados en 2014 y 2015.
La ministra de Relaciones Exteriores del Reino Unido, Liz Truss, afirmó el miércoles en un evento en Londres que la victoria de Ucrania es «un imperativo estratégico» para Occidente.
En su discurso, recogido por los medios de comunicación británicos, Truss insistió en que la invasión rusa a Ucrania «debe fracasar y percibirse como una derrota», por lo que abogó por redoblar el apoyo a Ucrania desde Occidente con el envío de armas pesadas como tanques y aviones.
«Si Putin tiene éxito, habrá una miseria incalculable en toda Europa y consecuencias terribles en el mundo», advirtió.
El compromiso, aseguró, es «expulsar a Rusia de toda Ucrania», no sólo de los territorios invadidos desde el 24 de febrero, sino también de los territorios ocupados en 2014 y 2015, es decir, la península de Crimea y el Donbás.

La guerra podría durar una década

«La guerra en Ucrania», defendió, «es nuestra guerra. Es la guerra de todos, porque la victoria de Ucrania es un imperativo estratégico para todos nosotros».
Truss predijo en su discurso en la capital británica que la guerra será larga, de años, incluso podría llegar a la década.
La ministra británica de Exteriores compartió su temor a que el Kremlin emplee armas nucleares para inclinar la balanza del lado ruso.
Descartó que se pueda confiar en la palabra de Putin, ya que ha demostrado ser «un actor deshonesto».
En ese sentido, afirmó que Putin podría intentar extender la guerra más allá de las fronteras ucranianas e invadir otros países.
Por ello, pidió que la OTAN no limite su ayuda militar sólo a Ucrania, sino que refuerce el flanco oriental de la Alianza enviando ayuda y material militar a otros países de Europa del Este fronterizos con Rusia.

Rusia es un cáncer

Por otro lado, en una entrevista a Sky News, el ministro británico de Defensa, Ben Wallace, afirmó que Rusia había fracasado en sus principales objetivos y que trataba de atrincherarse en los territorios ocupados en el sur y en el este, «como hizo en 2014».
«Es una especie de crecimiento canceroso dentro del país, en Ucrania», subrayó. La estrategia del Kremlin pasa ahora por consolidar sus conquistas y fortificar sus posiciones, «lo cual hace muy difícil sacarlos del territorio», afirmó Wallace.
Comentarios
tracking