29 de junio de 2022

Damien Abad, Ministro de Solidaridad desde el 20 de mayo de 2022

Damien Abad, Ministro de Solidaridad desde el 20 de mayo de 2022AFP

Dos mujeres acusan a Damien Abad, ministro de Macron, de violación

El nuevo Ministro de Solidaridad alega que es imposible que haya podido forzar a nadie, por que es discapacitado y su movilidad está muy limitada

Damien Abad lleva menos de diez días ejerciendo como Ministro de Solidaridad para el Gobierno de Emmanuel Macron, pero ya se enfrenta a la polémica: dos mujeres lo acusan de violación. Una en 2010, y la otra, en 2011.
El periódico francés Mediapart publicó los testimonios de ambas mujeres. La primera, de 41 años, relató como el entonces eurodiputado se acostó con ella una noche de otoño de 2010.
Según la presunta víctima, Abad le ofreció una copa de champán en un bar de París. «Y entonces, perdí el conocimiento. Todo en negro», narró la mujer. Describió como, a la mañana siguiente, se despertó junto al ministro «en la habitación de un hotel cerca del bar, en ropa interior, sintiendo una conmoción y un asco profundos».
Compartió que en aquel momento sospechó haber sido «drogada», ya que no recordaba nada a pesar de no haber consumido apenas alcohol.
La segunda acusadora, antigua militante centrista de 35 años de edad, narró su propia experiencia con Abad, en 2011.
Conoció al ministro en 2009, cuando ella ejercía de vicepresidenta de los Jóvenes Demócratas de París. Estuvieron una temporada «ligando por SMS», explicó, pero no volvieron a verse hasta el año 2011, cuando quedaron en Paris.
Aunque al principio aceptó tener relaciones sexuales con él, se retractó antes de la consumación. Se sentía incomoda por las presuntas «falta de respeto y la insistencia» del acto, pero el ministro ignoró su negativa y no se detuvo.
Según Mediapart, acudió a una comisaría en 2012 para declarar ante la Policía, pero no denunció hasta 2017, cuando acusó al ministro de violación. La investigación se archivó sin seguimiento alguno.
La fiscalía de París confirmó «que una primera denuncia presentada por actos de violación fue desestimada el 6 de abril de 2012 por inacción del denunciante». Agregó también que «una segunda denuncia, interpuesta por la misma denunciante, por los mismos hechos, fue sobreseída el 5 de diciembre de 2017, por falta de pruebas».
Las autoridades de tanto el partido de Abad y Macron, ‘La Republica en Marcha’, como el de Valerie Pécresse, ‘Los Republicanos’, recibieron una alerta sobre las acusaciones. Llegaban de parte de L’Observatoire, asociación feminista, creada el pasado febrero, que vela por prevenir la violencia sexual y machista en la política francesa.
Damien Abad, por su parte, negó «con vehemencia» las acusaciones.
«Niego haber ejercido cualquier forma de coerción sobre cualquier mujer. Estas acusaciones se refieren a actos y gestos que me resultan imposibles, a causa de mi discapacidad. El acto sexual solo puede suceder con la ayuda y la buena voluntad de mi compañera», se defendió el ministro, que sufre de artrogriposis. Es una enfermedad que bloquea sus articulaciones y reduce profundamente su movilidad.

En manos de la Justicia

El nuevo Gobierno de Emmanuel Macron quiso dejar claro que aplicará la «tolerancia cero» con los delincuentes sexuales.
Mantendrán en el cargo a Abad, pero dejando su futuro en suspenso en función de lo que dicte la Justicia.
«La Justicia es la única que puede y debe decidir», subrayó la portavoz del Gobierno, Olivia Grégoire, cuando se le preguntó en conferencia de prensa tras el primer Consejo de Ministros sobre si se va a mantener a Damien Abad como ministro de Solidaridad y de las Personas con Discapacidad.
La portavoz insistió en que por el momento no hay ningún procedimiento judicial abierto contra Abad y que, si bien una mujer presentó dos veces una denuncia, fue archivada en los dos casos, en 2012 y en 2017.
Comentarios
tracking