29 de junio de 2022

Un policía de Uvalde frente a la casa donde residía Salvador Ramos, el autor de la masacre

Un policía de Uvalde frente a la casa donde vivía con sus abuelos Salvador Ramos, el autor de la masacreJordan Vonderhaar / Getty images vía AFP

Estados Unidos

El padre del asesino de Texas: «Debería haberme matado a mí, en lugar de hacer algo así»

Mientras tanto, la madre del autor de la masacre en la escuela primaria Robb de Uvalde pidió perdón: «Perdónenme, perdonen a mi hijo»

La masacre en la escuela primaria Robb de Uvalde, Texas, continúa mostrando el alcance de la tragedia. Los padres de Salvador Ramos, quien recién cumplió 18 años adquirió dos rifles semiautomáticos, lamentan el daño causado por su hijo.
Con desgarradoras declaraciones a medios estadounidenses Adriana Martínez, madre de Ramos, profundamente consternada dijo a Televisa, afiliada de CNN, en español «No tengo palabras para decir, no sé lo que estaba pensando».
El 24 de mayo, Ramos, que acababa de cumplir 18 años, le disparó a su abuela y la hirió gravemente antes de irrumpir en la escuela primaria en Uvalde, una pequeña población ubicada entre San Antonio y la frontera entre Texas y México.
Cuando un reportero le preguntó a Martínez qué le diría a las familias que han perdido a sus seres queridos, ella respondió: «Perdónenme, perdonen a mi hijo. Sé que tenía sus razones.
«¿Qué razones podría haber tenido?» el reportero le preguntó y Martínez llorando le respondió: «Para acercarme a esos niños en lugar de prestar atención a las otras cosas malas, no tengo palabras. No sé.»

«Debería haberme matado a mí»

El padre del joven pistolero, también llamado Salvador Ramos, dijo, en una entrevista separada con el Daily Beast: «Solo quiero que la gente sepa que lo siento, [por] lo que hizo mi hijo».
«Nunca esperé que mi hijo hiciera algo así», dijo Ramos al tiempo que agregó: «Debería haberme matado a mí en lugar de hacerle algo así a alguien».
El padre de 42 años, que cava hoyos alrededor de los postes de energía eléctrica para inspeccionarlos, estaba en el trabajo cuando su hijo irrumpió en la escuela y solo descubrió lo que había sucedido cuando su madre llamó para informarle.
Llamó a la cárcel local para preguntar si su hijo estaba allí, pero pronto se dio cuenta de que un policía federal lo mató tras dispararle. «Mataron a mi bebé… Nunca volveré a ver a mi hijo, al igual que ellos no verán a sus hijos. Y eso me duele» se lamentó.

El abuelo: «eran nietos de mis amigos»

El abuelo materno de Ramos, Rolando Reyes, dijo a los periodistas que él y su esposa estaban viviendo con su nieto después de que éste tuvo problemas con su madre y abandonó la escuela para tomar un trabajo en un restaurante de comida rápida.
Reyes dijo que su esposa, Celia Martínez Gonzales, había llevado a su nieto a cenar para celebrar su cumpleaños número 18 el 16 de mayo. Reyes dijo que no tenía idea de que su nieto había comprado dos rifles poco después y agregó que no lo habría permitido si se hubiera enterado porque él tiene antecedentes penales que le prohíben tener armas de fuego en su casa legalmente.
«No me gustan las armas, no puedo estar cerca de las armas», dijo Reyes a ABC News. «Estoy en contra de todo eso… lo habría denunciado». Reyes agregó que fue particularmente difícil para él comprender que su nieto había llevado a cabo los asesinatos en la primaria Robb.
«Lo siento mucho, siento mucho dolor por todos porque muchos de los niños [asesinados] eran nietos de mis amigos y me siento mal por todas las familias», dijo Reyes en castellano al canal de televisión Telemundo.
Reyes relató que casualmente había salido de su casa en el momento en que su nieto le disparó a Celia y luego se fue a la escuela. Un vecino le informó sobre el tiroteo de su esposa y los asesinatos en el centro escolar, los cuales, según Reyes, lo dejaron más que atónito.
Comentarios
tracking