Fundado en 1910

24 de julio de 2024

Primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, durante su discurso en la CPAC

Primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, durante su discurso en la CPACCPAC

Orbán reivindica el papel de Hungría: «Somos una isla conservadora frente a una Europa inundada por el progresismo»

El primer ministro húngaro se ha mostrado optimista para este 2024 con la vista puesta en las elecciones del Parlamente Europeo y las presidenciales en Estados Unidos

El primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, ha inaugurado hoy la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC) que se prolongará durante dos días, en Budapest. Sentado en primera fila, ha estado especialmente atento a todo lo que ocurría en la sala de exposiciones y eventos del Millénaris Park. Orbán se ha mostrado muy duro y crítico con la Unión Europea y ha reivindicado, en todo momento, el papel de Hungría en el Viejo Continente como un bastión del conservadurismo.

El mandatario húngaro ha asegurado que su país tiene algo «exótico» y es que se trata de una «isla conservadora frente a una Europa inundada por el progresismo». En este sentido, ha aplaudido la postura de Hungría que «lleva la contraria a la tormenta de Bruselas y al huracán de Washington». Orbán ha destacado la importancia de este 2024, con la mirada puesta en las elecciones del Parlamento Europeo, el próximo mes de junio, y las presidenciales de Estados Unidos, en noviembre.

El incidente de la semana pasada, en la capital europea, en el que la Policía belga irrumpió en un acto de conservadores, en el que el propio Orbán iba a participar también ha copado gran parte de su discurso de inauguración de la conferencia. «Esto es una conferencia conservadora organizada en Europa que no se quiere prohibir y cuyos organizadores no se han visto amenazados», ha reivindicado el primer ministro húngaro.

Finalmente, la Justicia belga dio la razón a los conservadores y el evento pudo continuar con absoluta normalidad. Orbán ha alabado el papel de su país en la lucha contra el orden liberar progresista que se ha impuesto en Bruselas y en gran parte de Europa. «Hungría es un laboratorio contra el virus progresista», ha aseverado. El líder del Fidesz se ha mostrado optimista en este 2024, con los sucesivos comicios en todo el mundo, donde prevé «cambios que supondrán el final de este espíritu liberal».

«La buena noticia es que podemos poner fin a todo esto. Este año podemos poner fin a un período maldito de la civilización occidental», ha afirmado Orbán, que ha tachado a las fuerzas progresistas de «generar guerras, caos e inseguridad en las calles». Por ello, en medio de grandes aplausos, ha arengado a sus seguidores y a los europeos en general: «Nos esperan semanas muy prometedoras. A la batalla, hasta la victoria».

Comentarios
tracking