Fundado en 1910

22 de julio de 2024

Santiago Abascal y Viktor Orbán

Santiago Abascal y Viktor OrbánVox

Los líderes conservadores se citan en Hungría con la vista puesta en las elecciones europeas

Durante dos días, Budapest acoge la Conferencia de Acción Política Conservadora que cuenta con la presencia del presidente húngaro, Viktor Orbán, y el líder de VOX, Santiago Abascal, entre otros

Hungría congrega, durante dos días, a los líderes conservadores europeas con la vista puesta en los comicios que se celebrarán en menos de dos meses y que marcarán el futuro de la Unión Europea durante los próximos cinco años. Budapest se ha vestido de gala para dar la bienvenida a políticos de la talla de Tony Abbott, exprimer ministro de Australia, Geert Wilders, ganador de las elecciones en Países Bajos, o Mateusz Morawiecki, exprimer ministro de Polonia, entre muchos otros.

La Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC) se inaugura hoy, en el Millenáris Park, con el discurso del presidente de Hungría, Viktor Orbán. El líder de VOX, Santiago Abascal, que ponía rumbo ayer desde Madrid a la capital húngara, también contará con su espacio en la convención donde hablará sobre la cultura woke. A Abascal, la noticia del momento, le ha pillado casi recién aterrizado en Budapest.

Esta misma tarde, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y aparentemente sin consultarlo ni con sus más íntimos, ha compartido en su cuenta de X, antes Twitter, una «carta a la ciudadanía». En un escrito, sin membrete oficial de la Moncloa, el líder de los socialistas ha anunciado, por sorpresa, que cancelaba toda su agenda hasta el próximo lunes, 29 de abril, para «reflexionar», en sus propias palabras, «si debo continuar al frente del Gobierno o renunciar a este alto honor». Sánchez inicia su carta acusando a «medios derechistas y ultraderechistas» de orquestar una cacería contra su mujer Begoña Gómez.

Ayer, un juzgado de Madrid abrió diligencias contra la mujer del presidente por supuesto tráfico de influencias y corrupción, a raíz de una denuncia interpuesta por el Sindicato Manos Limpias. Esta noticia precipitó la decisión de Sánchez, que también acusó a la «derecha y ultraderecha» de convertir la política en «fango». Asimismo, reunía de urgencia, en la noche del miércoles, a su núcleo duro, entre los que se incluye al secretario de Organización del PSOE, Santos Cerdán, así como a Óscar Puentes, Félix Bolaños o María Jesús Montero.

El Partido Popular, por su parte, ha pedido a Sánchez «más explicaciones» y menos «victimismo», mientras que el líder de VOX, que se encuentra en Hungría con el resto de políticos conservadores europeos, ha contestado al presidente del Gobierno de la misma forma, a través de su cuenta de X. Abascal ha cuestionado las razones por las que Sánchez ha decidido ausentarse. «No sabemos si es otra de sus maniobras de propaganda para presentarse como una pobre víctima, y acallar así la indignación mayoritaria de los españoles», señaló el líder de la formación verde.

Mientras que en política interna, tras las elecciones vascas en las que Bildu ha sacado el mejor resultado de su historia gracias a las concesiones de Sánchez, y con la vista puesta en una agitada campaña electoral catalana, los partidos también se la juegan en el plano internacional el próximo mes de junio. Los resultados de los comicios del Parlamento Europeo servirán para medir, nuevamente, la temperatura a las grandes formaciones PP y PSOE, pero también a VOX, ya que las encuestan vaticinan un crecimiento de los partidos conservadores en la Eurocámara.

Abascal llega, por tanto, a la CPAC, este jueves, con un ojo puesto en Madrid y otro en Bruselas. La Conferencia de Acción Política Conservadora nació en Estados Unidos y alcanzó máxima relevancia con la participación del expresidente Donald Trump. Hungría, bastión del conservadurismo en Europa, importó el formato a su capital, donde ya lleva celebrándose durante tres años consecutivos. Los asuntos que se debatirán durante las próximas jornadas versarán sobre soberanía, inmigración, «género cero» y, por supuesto, el super año electoral. Un 2024 en el que los conservadores se ven con muchas opciones y, en este evento, ya estrenan eslogan: «Nosotros ganamos, ellos pierden».

Comentarios
tracking