01 de diciembre de 2022

El legislador argentino Sergio Massa

El presidente de la Cámara de Diputados y recién nombrado super ministro de Economía, Sergio MassaAFP

Argentina

Sergio Massa se convierte en el hombre fuerte de un Gobierno argentino a la deriva

El presidente del Congreso y ex jefe de Gabinete de Cristina Fernández, concentra en una Cartera los ministerios de Economía, Producción, Agricultura, Ganadería y Pesca y relaciones con el FMI

El Gobierno de Argentina vuelve a superarse a sí mismo. La ministra de Economía, Silvina Batakis, no ha durado ni un mes en el cargo.
El presidente, Alberto Fernández, la ha reemplazado por Sergio Massa que se convierte en el hombre fuerte del Gobierno al concentrar, en una única Cartera, los ministerios de Economía, Producción, Agricultura, Ganadería y Pesca.
La sacudida en el Gobierno de Alberto y Cristina Fernández, con una remodelación sin precedentes, supuso también la salida de Gustavo Beliz, un hombre leal al presidente y con línea directa en el Vaticano.
Beliz ha mantenido un perfil bajo mientras ha estado al frente de la Secretaría de Asuntos Estratégicos de la Presidencia, pero a él no le ha echado nadie. Se ha ido solo, aturdido por el terremoto que sacudía anoche el Gobierno.
A última hora, un comunicado de la Casa Rosada trataba de explicar la remodelación: «El presidente, Alberto Fernández, decidió reorganizar las áreas económicas de su gabinete para un mejor funcionamiento, coordinación y gestión. En ese sentido, se unificarán los ministerios de Economía, Desarrollo Productivo y Agricultura, Ganadería y Pesca, incluyendo además las relaciones con los organismos internacionales, bilaterales y multilaterales de crédito».
Esto último no es un tema menor en Argentina que ha logrado y debe cumplir, un acuerdo de refinanciación de su deuda con el Fondo Monetario Internacional.
Esta negociación y las obligaciones asumidas provocaron la ira de la vicepresidenta, máxima responsable de la salida de Martín Guzmán, un economista que tenía entre ceja y ceja desde su nombramiento pero que, finalmente, consiguió evitar que el país volviera, una vez más, a caer en cesación de pagos.
Los enfrentamientos entre los Fernández han marcado la gestión del presidente (sobre el papel) desde el 10 de diciembre del 2019, fecha de su investidura.
La viuda de Néstor Kirchner está considerada y así lo ha demostrado, ser el verdadero poder. Ella, en definitiva y a su manera, ha ido quitando y poniendo ministros mientras Argentina sufría una hemorragia económica, pese a tener un crecimiento (por rebote) formidable.

El barco a la deriva en el que se zarandean las finanzas argentina busca patrón y, el elegido ha sido el peronista Sergio Massa

El pulso permanente entre Alberto y Cristina Fernández parece ahora tomarse un descanso después de que la vicepresidenta y el presidente, decidieran tirar por la borda la estructura del Gabinete, refundar el ministerio de Economía y recolocar en el Banco Nación (entidad pública) a Silvina Batakis, la mujer que habían designado hace menos de cuatro semanas.
Cabeza del Frente Renovador, Massa, de 50 años, se ha convirtió ahora en una especie de super ministro de Economía, Finanzas, Producción. Ganadería, Pesca, Agricultura y aquellas áreas que hacen a las cuentas de Argentina.
El precedente más parecido se encuentra en Domingo Cavallo, el creador del Plan de Convertibilidad (un peso valía lo mismo que un dólar) que el difunto presidente, Fernando de La Rúa, rescató para evitar lo que sería inevitable: la bancarrota y depresión de 2001.
Massa, un hombre sin piedad para describir y amenazar a la vicepresidenta cuando era candidato, («la meteré presa», llegó a decir), ha logrado concentrar un poder similar al de Cavallo y reconquistar a la mujer que maneja los hijos del poder en Argentina. No les une la pasión sino el interés mutuo por su supervivencia política.
Silvina Batakis que se encontraba reunida con Kristalina Georgieva y David Lipton, hombre decisivo en el Tesoro de EE.UU. cuando su nombre se puso en tela de juicio, fue desplazada a un cargo de segunda fila como es el Banco Nación, una entidad pública financiera totalmente distinta al Banco Central.
Batakis tomó posesión del cargo el 4 de julio. Con su salida por la ventana del ministerio de Economía, Argentina supera otro récord: tres ministros de Economía en menos de un mes.
Durante su estancia en Washington para revisar el cumplimiento del acuerdo con el Fondo Internacional, Silvina Batakis declaró a la prensa argentina: «Estamos en una coalición de gobierno, y dentro de esa coalición de gobierno hay un equilibrio, que efectivamente está dado para que podamos implementar estas medidas y vayamos desarrollando todo lo que tenemos que desarrollar para calmar la economía argentina».

El ajuste

La ex ministra se refería al ajuste impuesto por el principal organismo financiero del mundo a Argentina. estas medidas levantaron ampollas en la sensibilidad demagógica de la viuda de Néstor Kirchner que ahora, según parece, está más permeable a cumplir con lo pactado. Entre otras razones, para que su gobierno no termine en un revival del 2001.
Esa necesidad le lleva a reconciliarse con Sergio Massa, un caudillo peronista joven, con capacidad de consenso y negociación, pero con una misión, si no imposible, muy difícil de cumplir.
Comentarios
tracking