01 de diciembre de 2022

Handout file picture taken on February 2012 and released by Telam news agency showing Silvina Batakis,  appointed Argentina's Economy Minister on July 3, 2022 by Argentina's President Alberto Fernandez. - Batakis, 53, had been a finance minister of Buenos Aires province between 2011 and 2015, and is close to vice-president and former president Cristina Kirchner, a critic of outgoing Minister Martin Guzmán. (Photo by Handout / TELAM / AFP) / RESTRICTED TO EDITORIAL USE - MANDATORY CREDIT "AFP PHOTO / TELAM " - NO MARKETING - NO ADVERTISING CAMPAIGNS - DISTRIBUTED AS A SERVICE TO CLIENTS - RESTRICTED TO EDITORIAL USE - MANDATORY CREDIT "AFP PHOTO / TELAM " - NO MARKETING - NO ADVERTISING CAMPAIGNS - DISTRIBUTED AS A SERVICE TO CLIENTS /

Silvina Batakis, el nuevo rostro del ministerio de Economía de Argentina /AFP

Argentina

Silvina Batakis, la kirchnerista que recoge el testigo del Ministerio de Economía de Argentina

La sucesora de Martín Guzmán cuenta con el beneplácito de Cristina Fernández y afronta una etapa de turbulencias y desconfianza difícil de superar

Martín Guzmán llegó al límite. Imposible resistir más en el ministerio de Economía con el acoso permanente de Cristina Fernández. El hombre que logró, pese a los obstáculos de la ex presidenta, un acuerdo con el FMI, tiro la toalla.
Silvina Batakis, ex ministra de Economía en la provincia de Buenos Aires, de buenas relaciones con la viuda de Néstor Kirchner y lazos estrechos con el gobernador Axel Kicillof, tomó el testigo de una carrera con destino desconocido.
Alberto Fernández, presidente de Argentina, -al menos sobre el papel- colocó en el puesto de Guzmán a la persona que sabía que no levantaría ampollas en su segunda (la primera para casi todos los efectos).
Lo hizo después de mantener una charla (el visto bueno) con CFK, siglas que siguen siendo efectivas para identificar a la mujer más poderosa de la historia de Argentina y a la que se ve dispuesta, si llega a esa conclusión, a dar un golpe palaciego para hacer eso de: quítate vos, que me pongo yo.
En su cuenta de Linkedin se define: «Construyo equipos de trabajo efectivos: alta capacidad laboral, enorme sentido de la responsabilidad, excelentes vínculos»-
Batakis, como los pura sangre del kirchnerismo, viene del sur. De 53 años nació en Río Grande, en la provincia de Tierra del Fuego, la más próxima a ese continente helado que es la Antártida.
En simultáneo a su trabajo en Interior, la sucesora de Guzmán estaba al frente del Fondo Fiduciario Federal de Infraestructura Regional y era representante nacional ante la Comisión Federal de Impuestos.
En realidad, su carrera comenzó empezó a tomar vuelo de la mano de Daniel Scioli, ex gobernador de Buenos Aires y el candidato que perdió frente a Mauricio Macri en aquellas elecciones del 2015 que parecían enterrar a un kirchnerismo incombustible, al menos hasta ahora.
Scioli, ex embajador en Brasil que volvió a Buenos Aires a la llamada de «Cristina» para ocupar la Cartera de Producción, celebró: «Destaco la decisión del Presidente @alferdez de convocar a la Doctora @sbatakis como Ministra de Economía de la Nación. Una persona de gran calidad humana y amplia formación profesional. Una trabajadora incansable con gran sentido de la responsabilidad y destacada experiencia».
También vicepresidente de Argentina durante el mandato de Néstor Kirchner (2003-2007) -informa Efe- agregó que «desde el Ministerio del Interior (Batakis) también ha trabajado incansablemente y realizado una exitosa gestión articulando políticas públicas con todas las provincias del país».
Según un curriculum enviado ea los medios de comunicación por la Presidencia argentina, Batakis se licenció en Economía en la Universidad Nacional de La Plata, capital bonaerense, en 1993, y también en ese centro cursó un máster en Finanzas Públicas. Cuenta con un máster en Economía Ambiental de la Universidad de York, en Reino Unido.
En Linkedin, la nueva ministra detalla que he recibido «varias distinciones y honores» como la beca «Mobilité Programme» 2009 para participar en la exhibición de energías renovables de Lyon (Francia), otorgada por International Relations and Cooperation Rhône-Alpes.
También la beca «Chevining» 2001, otorgada por el Ministerio de Relaciones Exteriores del Reino Unido; la beca para Estudios Superiores del Consejo Federal de Inversiones; la beca para Estudios de Postgrado de la Organización de los Estados Americanos para estudios en Chile; y la Mención especial en 30º Jornadas Finanzas Pública Universidad Nacional de Córdoba.
Lo que no puede contar Silvina Batakis es hasta dónde está dispuesta a llegar y cuánto tiempo será capaz de resistir. Ella y este Gabinete que parece que tener las horas contadas.
Comentarios
tracking