30 de noviembre de 2022

Aviones de combate chinos (Archivo)

Aviones de combate chinos (Archivo)nationalinterest.org

El subsecretario de Defensa de EE.UU. acusa a China de ser un peligro por acosar aviones de Australia

Su opinión coincide con la del ministro de Defensa británico y el jefe del comando conjunto de Estados Unidos

Ely Ratner, subsecretario de Defensa de EE.UU. para Asuntos del Indo Pacífico, ha alzado la voz para que tomen nota en Pekín. Atento al acoso y ataques encubiertos de China a vuelos de Australia, ha calificado esas intervenciones de «peligrosas e irresponsables».
«Son una amenaza para la paz y la estabilidad de al región». El militar se refería a las sucesivas interceptaciones en el Indo Pacífico de vuelos de reconocimiento australianos. «No fueron aislados», aseguró en referencia a los sucesos de principio de año.
El pasado mes de mayo un avión de combate chino obligó a otro de reconocimiento marítimo australiano a realizar una «maniobra peligrosa». El ministro de Defensa australiano, Richard Marles, explicó que el avión chino voló cerca del australiano, lanzó bengala, le cortó el morro y llegó a colocarse frente a él. «En ese momento, –describió–, soltó un paquete de paja que contiene pequeños pedazos de aluminio. Algunos de estos fueron succionados por el motor del avión P-8», describió Marles alertando: «Obviamente, esto es muy peligroso.»
Otro episodio de riesgo se produjo en febrero cuando un buque de la Armada china apuntó con un laser a un avión de reconocimiento australiano. El subsecretario de Defensa para esa área de máximo riesgo pronosticó que si el Ejército chino continuaba con esa conducta, terminaría por causar un «incidente o accidente importante».
Por eso, Ratner insistió en que Estados Unidos debe «demostrar que tiene la capacidad y la voluntad de disuadir adecuadamente para que no se repitan esas agresiones» de China.
Para que resulte verosímil la predisposición de EE.UU. destacó que debería ponerse manos a la obra y ayudar a los aliados a reforzar su seguridad además de tener mayor presencia en la zona.
«No buscamos la confrontación ni el conflicto», aclaró en referencia a que el objetivo único es lograr el efecto disuasorio en el gigante asiático que cada día, enseña o presume más de sus armas.
La opinión de Ely Ratner coincide con lo expresado días atrás por el general Mark Milley, jefe del Estado Mayor Conjunto de EE.UU. al advertir de que «las Fuerzas Armadas chinas, en mar y aire, se han vuelto significativamente más agresivas y peligrosas».
Comentarios
tracking