30 de noviembre de 2022

La presidenta de la Cámara de Representantes de EE. UU., Nancy Pelosi ( C) siendo recibido por el Ministro de Relaciones Exteriores de Taiwán, Joseph Wu

La presidenta de la Cámara de Representantes de EE. UU., Nancy Pelosi ( C) siendo recibido por el Ministro de Relaciones Exteriores de Taiwán, Joseph WuAnadolu Agency via AFP

Nancy Pelosi reitera su compromiso con la democracia en Taiwán y aumenta la tensión con China

Taipéi denuncia la incursión de 21 aviones militares chinos en su espacio aéreo

La presidenta de la Cámara de Representantes estadounidense, Nancy Pelosi, llegó este martes a Taiwán, ignorando las advertencias de China, que amenazó con represalias, y aseguró que llegó en son de «paz para la región».
Pelosi reiteró el apoyo de Estados Unidos a la isla autónoma y subrayó su larga trayectoria de respaldo a los grupos pro-democracia y de derechos humanos, tras su reunión con el vicepresidente del Legislativo, Tsai Chi-chang. La diplomática estadounidense explicó que el propósito de su viaje era «aumentar la cooperación y el diálogo interparlamentarios».
«Elogiamos a Taiwán por ser una de las sociedades más libres del mundo, por su éxito a la hora de abordar (la pandemia de la covid-19), que es una cuestión de salud, una cuestión de seguridad, una cuestión económica y una cuestión de gobierno», dijo Pelosi.
Además, proclamó ante la presidenta, Tsai Ing-wen, que Estados Unidos «no abandonará a Taiwán», que describió como un «ejemplo» para el mundo.

China aumenta su presencia militar

Pekín rechazó, desde el primer momento, la visita de Nancy Pelosi a la isla y amenazó con represalias. Dichas advertencias se han ido cumpliendo, Taiwán ha denunciado la incursión de 21 aviones militares en la Zona de Identificación de Defensa Aérea (ADIZ), en las últimas horas.
Según el Ministerio de Defensa, cazas J-16 y J-11, aviones-radar KJ-500 y aviones de reconocimiento Y-8 e Y-9 participaron en la incursión, que tuvo lugar en la parte suroeste de la ADIZ taiwanesa. Las irrupciones se produjeron el martes, cuando Pelosi aún no había llegado a Taiwán, pero medios estadounidenses y taiwaneses daban por segura la visita.
China, ante la inminente llegada de la política estadounidense, puso en «alerta máxima» a su Ejército. La visita de Pelosi ha irritado profundamente al Gobierno chino. Pekín ha anunciado restricciones a la importación de frutas y pescado desde Taiwán, según la Administración de Aduanas china, alegando la detección excesiva de residuos de pesticidas, así como la suspensión de la exportación de arena natural a la isla, sin ofrecer más detalles.
Taiwán es uno de los mayores motivos de conflicto entre las dos grandes potencias –China y EE.UU.–, sobre todo, porque Washington es el principal suministrador de armas de la isla y sería su mayor aliado militar en caso de conflicto bélico con el gigante asiático.
Comentarios
tracking