07 de diciembre de 2022

Un guardia real se desploma en Westminster Hall

Un guardia real se desploma en Westminster Hall

Sobresalto en Westminster Hall: se desmaya un guardia real frente al féretro de Isabel II

La BBC interrumpió la retransmisión en directo de la capilla ardiente de la Reina sobre las doce y media de la noche después de que un guardia se desplomase

Son días intensos, de largas horas de trabajo y mucha emoción contenida. La capilla ardiente de Isabel II, instalada en el imponente Westminster Hall, abrió este miércoles sus puertas a las cinco de la tarde, momento en el que empezó a desfilar un hilera interminable de personas para rendir un último tributo. Al filo de las doce y media de la noche, la retransmisión en directo de la BBC de lo que ocurría en el interior del Palacio de Westminster se veía interrumpida después de que un guardia real se desplomase.
Los testigos que se encontraban en el interior de Westminster Hall relatan que comenzó a tambalearse momentos antes de que colapsara. Cayó hacia adelante, aterrizando en el suelo de piedra entre gritos de asombro de los presentes que hacían cola para presentar sus respetos.
Westminster Hall

Westminster HallBBC

El féretro de Isabel II reposa sobre el catafalco, custodiado las 24 horas por beefeaters de la Torre de Londres, miembros de la Guardia Real, de la Caballería Real y Granaderos, colocados milimétricamente sobre una tarima enmoquetada roja de cuatro niveles. Permanecen prácticamente inmóviles durante largas horas. Encima de la ataúd brilla la Corona de Estado junto el Orbe y el Cetro.
Charlie Proctor, corresponsal de la familia real y editor en jefe de Royal Central, informó a través de su cuenta de Twitter que, debido a la caída, pusieron en pausa la procesión de gente. Minutos después, detalló: «El guardia está recibiendo atención médica. Mientras tanto, se llevó a cabo una rotación de la guardia y el público ahora puede continuar desfilando junto a la Reina».
No es la primera vez que un guardia se derrumba cumpliendo largas horas de servicio. El pasado junio se desmayaron dos guardias en la Catedral de San Pablo, durante el servicio religioso del Jubileo de Platino. También se han visto incidentes de este tipo durante el desfile de Trooping the colour, que recorre en junio el centro de Londres, a veces con temperaturas bastante elevadas.
Las autoridades esperan que unas 750.000 personas rindan sus respetos a la Reina antes de que la capilla ardiente cierre el próximo lunes a las seis y media de la mañana. Unas horas más tarde será trasladada a la abadía de Westminster donde se celebrará el funeral de Estado que contará con la presencia de 500 líderes internacionales.

Temas

Comentarios
tracking