Fundado en 1910

02 de marzo de 2024

Giorgia Meloni en Roma

La primera ministra italiana, Giorgia MeloniEFE

EE.UU. deja de lado las diferencias ideológicas con Meloni y le pone alfombra roja en su visita a Biden

Biden recibirá a Meloni en la Casa Blanca con dos temas principales en la agenda: Ucrania y China

La presidenta del consejo de ministros italiano, Giorgia Meloni, se encuentra en Washington, donde esta tarde (la mañana en la capital de Estados Unidos), la recibirá el presidente Joe Biden en la Casa Blanca.
Antes, Meloni se trasladará al Congreso donde se reunirá con líderes de los diferentes grupos parlamentarios.
La Casa Blanca dejará de lado cualquier tipo de diferencia ideológica y recibirá con alfombra roja y todos los honores a la jefa del gobierno italiano, una aliada esencial en la OTAN y en la estrategia estadounidense frente a Rusia en Ucrania.
Ambos líderes hablarán sobre Rusia y Ucrania, pero también sobre China. Es este el asunto más espinoso pues, si bien en el asunto ucraniano ambos países mantienen una sintonía absoluta, Meloni difiere en cambio de la política de confrontación con Pekín que mantiene la administración Biden.
En una nota remitida a los medios por el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, John Kirby, la Casa Blanca destacó que el encuentro tiene como objetivo «reafirmar el fuerte vínculo entre Estados Unidos e Italia».
En la nota se especifica que ambos mandatarios «discutirán los intereses estratégicos comunes, entre los cuales se encuentran la ayuda a Ucrania frente a la agresión de Rusia, el desarrollo del norte de África y una coordinación mayor respeto a China».
Biden tratará de alejar a Meloni de la Nueva Ruta de la Seda china, en la que Italia ha aceptado participar. Meloni ha defendido que China es un interlocutor internacional imprescindible, pero la Casa Blanca le reclamará una mayor coordinación transatlántica en los asuntos que afectan a China.
La visita de Meloni a Biden muestra la sintonía existente entre ambos líderes. La agencia italiana Ansa destaca que el inquilino de la Casa Blanca no recibió nunca a otros líderes conservadores, como el expresidente brasileño Jair Bolsonaro o el primer ministro húngaro Viktor Orban, a los que acusa de deteriorar la democracia en sus países.
Con Meloni, sin embargo, es diferente. En parte debido a la postura defendida por Meloni desde el principio de defensa de la democracia y el estado de Derecho en Italia, a la vez que defendía la soberanía nacional en la defensa de las fronteras exteriores y se alineaba con el bloque atlantista frente a Rusia.
Biden y Meloni hablarán también de la próxima cumbre del G7, que presidirá Italia en 2024. En ese sentido, Meloni reclamará a Estados Unidos un apoyo a su política migratoria y africana, destinada a lograr una mayor inversión y desarrollo en los países de origen de los inmigrantes.
El objetivo es que no se vean en la obligación de embarcarse en peligrosas rutas ilegales de inmigración que en muchos casos acaban trágicamente con la muerte en el Mediterráneo.
Comentarios
tracking