Fundado en 1910

24 de mayo de 2024

El presidente Pedro Sánchez, junto al primer ministro belga, Alexander De Croo

El presidente Pedro Sánchez, junto al primer ministro belga, Alexander De CrooEFE

El primer ministro belga se reafirma en sus palabras sobre Gaza y convoca a la embajadora israelí

Israel acusó a Alexander De Croo de «apoyar el terrorismo» tras su discurso sobre la ofensiva israelí, pronunciado desde Egipto, última parada de la gira por Oriente Próximo junto a Pedro Sánchez

El primer ministro belga, Alexander De Croo, que acompañó a Pedro Sánchez en su gira por Oriente Próximo, también fue acusado por Israel de «apoyar el terrorismo» tras su declaraciones ayer, desde Egipto. El país hebreo anunció que había convocado a los embajadores de España y Bélgica para «dar explicaciones». España respondió haciendo lo propio con la embajadora israelí en Madrid, una decisión que han secundado también desde Bruselas.
En un mensaje publicado en la red social X –antes Twitter–, De Croo instó al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, a leer las palabras que pronunció en el paso fronterizo de Rafah. «A eso me atengo. No más víctimas civiles», escribió el primer ministro belga enlazando la transcripción de su discurso.
En el mismo, el primer ministro belga condenó el «horror» perpetrado por Hamás, reiteró el derecho de Israel a «defender a sus ciudadanos» y pidió la liberación de todos los rehenes israelíes, pero también llamó a Israel a respetar el derecho humanitario internacional en su operación contra los ataques terroristas y a parar la «matanza de civiles».
«No podemos aceptar que una sociedad sea destruida del modo en que la sociedad en Gaza está siendo destruida», declaró el primer ministro belga, quien defendió que la «única solución posible» es política y pidió «relanzar las conversaciones» entre las partes.
En una reacción recogida por la agencia Belga, el primer ministro recordó que su país ha «condenado del modo más firme las acciones de Hamás y defendido que Israel tiene el derecho a perseguir a los terroristas» y señaló que la embajadora de Israel en Bélgica, Idit Rosenweig-Abu, «será invitada para aclarar la situación».
Por su parte, el ministro de Exteriores, José Manuel Albares, también rechazó ayer unas acusaciones que consideró «totalmente falsas e inaceptables» y convocó a la embajadora israelí en España, Rodrica Radian-Gordon.
El presidente del Gobierno y el primer ministro belga, como representantes de la presidencia rotatoria de la UE vigente y entrante, respectivamente, visitaron entre el miércoles y sábado Israel, Palestina y Egipto en una gira que coincidió con el primer acuerdo para un alto el fuego entre Hamás e Israel desde el inicio del conflicto el 7 de octubre.
Comentarios
tracking