Fundado en 1910

04 de marzo de 2024

Frontera Finlandia Rusia

Inmigrantes ilegales llegan a la frontera finlandesa en biciletaAFP

Finlandia gana a Rusia la batalla de las fronteras y cientos de inmigrantes terminan en San Petersburgo

Cientos de inmigrantes llevados por Rusia a la frontera de Finlandia acaban deambulando por San Petersburgo y otras ciudades rusas al no poder acceder a la UE

La estrategia del Kremlin era sencilla sobre el papel: un operativo coordinado por el ministerio del interior se encargaría de fletar aviones procedentes de África, Oriente Medio y Asia central cargados con inmigrantes.
Su destino: el aeropuerto de San Petersburgo. Desde allí, los inmigrantes serían trasladados hasta los pasos fronterizos con Finlandia, donde tratarían de cruzar montados en bicicletas, ya que la ley rusa obliga a acceder a los puestos fronterizos en un medio de transporte.
La llegada simultánea de cientos de inmigrantes ilegales a la frontera finlandesa con solicitudes de asilo debería colapsar los controles fronterizos finlandeses y soliviantar a una sociedad particularmente sensible con la cuestión migratoria.
El objetivo: desestabilizar al gobierno finlandés, país que recientemente se ha incorporado a la OTAN, después de un período de décadas de neutralidad, como respuesta a la invasión rusa de Ucrania.
En definitiva, un ataque híbrido en toda regla. El mismo tipo de ataque híbrido que Bielorrusia, asesorada por el Kremlin, ejecutó sobre las fronteras polacas y de las repúblicas bálticas en 2022.
Sin embargo, en la práctica el plan ha fallado de forma estrepitosa, gracias a la rápida reacción del gobierno finlandés.
El cierre de todos pasos fronterizos en el lado finlandés ha dejado a la práctica totalidad de los inmigrantes en lado ruso.
A pesar de los esfuerzos de la guardia fronteriza rusa por impedir a los inmigrantes dar marcha atrás, cientos de solicitantes de asilo africanos y de Oriente Medio deambulan ahora por las calles de San Petersburgo, y otras ciudades rusas.
La presión sobre los puestos fronterizos es menor ahora que el viernes pasado, cuando se alcanzó el pico de intentos de cruce.
El 23 de noviembre el gobierno finlandés cerró los puntos de control, dejando únicamente un cruce en el norte.
Los inmigrantes se dirigieron entonces hacia aquel punto, por lo que Helsinki ha decidido ahora cerrar ese último cruce fronterizo a partir del jueves. Quedarán así blindados los 1.340 kilómetros entre Finlandia y Rusia.
Todas las solicitudes de asilo, a partir de entonces, deberán presentarse únicamente en los puntos fronterizos aeroportuarios.
Comentarios
tracking