Fundado en 1910

21 de febrero de 2024

Imagen del bombardero B-21 Raider de sexta generación de la US Air Force

Imagen del bombardero B-21 Raider de sexta generación de la US Air ForceUS Air Force

China pone en duda la imbatibilidad del nuevo B.21 de EE.UU. con una combinación de IA y radares cuánticos

Los misiles chinos equipados con inteligencia artificial podían cambiar de objetivo en pleno vuelo, lo que sorprendió a las aeronaves estadounidenses en su escenario simulado

Mientras Estados Unidos señala que su nuevo bombardero «invisible» B-21 Raider es un salto revolucionario en la tecnología de la aviación militar furtiva del país, científicos e ingenieros chinos aseguraron que una combinación de medios de defensa chinos podría destruirlo.
El equipo liderado por el profesor asociado Chen Jun de la Universidad Politécnica del Noroeste en Xian ha llevado a cabo una serie de simulaciones de combate aéreo para evaluar la capacidad de China de enfrentarse al B-21 estadounidense.
De acuerdo con el estudio una combinación de tecnología de radares cuánticos, misiles hipersónicos a velocidad Mach 6 y algoritmos de inteligencia artificial sería capaz de neutralizar la nueva arma de EE.UU.
Así es el B-21 Raider

Así es el B-21 RaiderKindelán

Así es el B-21 Raider

Así es el B-21 RaiderKindelán

Así es el B-21 Raider

Así es el B-21 RaiderKindelán

Las capacidades de Defensa área de China incluyen extensas redes de radar y misiles hipersónicos que juegan un papel crucial en su estrategia de defensa, especialmente en regiones como Taiwán y el mar del Sur de China.
El Ejército Popular de Liberación de China está posicionando estos medios de defensa como parte de su despliegue de contramedidas frente a la estrategia Penetrating Counter Air (PCA) de la Fuerza Aérea de los EE.UU.
La simulación realizada por el equipo de Chen demostró que los misiles chinos equipados con inteligencia artificial IA podían cambiar de objetivo en pleno vuelo, una capacidad que sorprendió a las aeronaves estadounidenses en el escenario simulado.
Obviamente la simulación no proporciona un resultado infalible pues no cuenta con la capacidad real del avión estadounidense (aún en pruebas) ni con los factores emergentes que sí estarían presentes en un escenario de enfrentamiento real.
Comentarios
tracking