Fundado en 1910

15 de junio de 2024

Dispositivo policial en el lugar del ataque en Londres

Dispositivo policial en el lugar del ataque en LondresAFP

Un hombre arroja ácido a la cara de una mujer y sus dos hijas en el sur de Londres en un «horrible» ataque

La policía confirmó que la mujer y una de sus hijas sufrirán graves secuelas «de por vida» y pidió ayuda para detener al agresor, dado a la fuga

Una mujer de 31 años y su hija de tres han resultado gravemente heridas tras ser víctimas de un ataque con ácido en el sur de Londres. En el ataque resultó también herida otra de las hijas, de ocho años, de la mujer, aunque su estado es menos grave.

Según señaló la policía metropolitana de Londres por medio de un comunicado, la madre y la niña «sufrirán secuelas de por vida».

El ataque, informó el diario The Guardian, tuvo lugar en el barrio de Clapham, distrito de Lambeth, cuando un hombre que, según los testigos vestía ropa negra y parecía conocer a las víctimas, se acercó a la mujer, que caminaba junto con sus dos hijas.

Aunque el ataque tuvo como objetivo a la madre y sus hijas, en total 12 personas han resultado heridas por el ácido.

Además de la mujer y las dos niñas, los otros heridos son viandantes y vecinos que acudieron en ayuda de las víctimas. Hay también dos policías trasladados al hospital, y ya dados de alta, por entrar en contacto con la sustancia corrosiva.

En el comunicado de la policía metropolitana, el superintendente Gabriel Cameron afirmó que «aunque ninguna de las personas corre peligro de muerte, las lesiones de la mujer y la niña más pequeña implican que sufrirán secuelas de por vida. Tal vez haga falta algo de tiempo para que el personal del hospital pueda aclarar cómo de grave están».

El agresor utilizó para su ataque un líquido alcalino muy corrosivo. Según la narración de los hechos de Cameton, «el hombre tiró a la niña al suelo y le vertió el líquido corrosivo. Luego trató de huir en coche, pero colisionó con otro vehículo parado y huyó a pie».

«Creemos que el hombre y la mujer se conocen. Nuestra investigación se encuentra en sus primeras etapas y estamos trabajando para averiguar por qué ocurrió este horrible incidente», señaló.

En este momento, la policía busca al responsable del ataque, para lo cual está empleando helicópteros que sobrevuelan el barrio. También ha pedido la colaboración ciudadana.

Las declaraciones de los testigos son espeluznantes. Una mujer declaró a la BBC Radio que «la madre decía: ‘No puedo ver, no puedo ver’. Así que grité que trajeran una botella de agua».

En declaraciones a The Guardian, otra testigo señala que «escuché un golpe y a alguien pedir ayuda. Corrí afuera y vi a ese tipo lanzar a la niña al suelo. La levantó y la volvió a lanzar».

Comentarios
tracking