Fundado en 1910

19 de abril de 2024

Imagen de archivo de la fragata rusa Almirante Gorshkov en China

Imagen de archivo de la fragata rusa Almirante Gorshkov en ChinaAFP

Surgen sospechas sobre una misión de la Flota rusa para mapear cables submarinos frente a la península Ibérica

La poderosa fragata Almirante Gorshkov y otros 38 buques rusos navegaron entre 2022 y 2024 frente a las costas de España y Portugal

Que las costas españolas y portuguesas son uno de los lugares de mayor valor estratégico es algo que ya conocían aliados y alemanes durante la Segunda Guerra Mundial.
Sin embargo, pese al tiempo transcurrido desde los años de la contienda mundial y la inmediata Guerra Fría, esa realidad no ha cambiado.
En el actual contexto de enfrentamiento entre Rusia y Occidente, con la guerra de Ucrania de trasfondo, los mares que circundan la península Ibérica y sus islas sigue siendo escenario de una discreta pero frenética actividad naval.
Desde el inicio de la invasión rusa de Ucrania, hasta 39 barcos de la Flota rusa han navegado cerca de las costas hispano-lusas.
Entre los buques detectados, informó el canal en portugués de la CNN, hay una gran cantidad de buques de exploración científica lo que, en opinión del comandante retirado de la Marina portuguesa João Fonseca Ribeiro, consultado por la CNN, indica un objetivo: «Están realizando un mapeo de cables submarinos».
Estas acciones representan un peligro tanto para el conjunto de la OTAN como para España y Portugal.
Para Rusia, la misión es tan importante que ha desplazado a aguas cercanas a nuestras costas a la moderna fragata Almirante Gorshkov y la Almirante Grigorovich.
Según apunta la CNN, la actividad registrada por la Flota rusa en las costas ibéricas en estos dos últimos años es la mayor desde el fin de la Guerra Fría.
Como informó El Debate en su día, el 14 de enero de 2023, la fragata F-104 Méndez Núñez de la Armada junto con el patrullero de altura Serviola, apoyados por un avión D4 de vigilancia marítima, realizaron el seguimiento de la fragata Almirante Gorshkov de la Flota rusa, armado con misiles hipersónicos Zircón con un alcance de 1.000 kilómetros, cuando navegaba cerca de aguas españolas.
Además, de acercarse a aguas españolas, el poderoso buque navegó también a 1.300 kilómetros al oeste del archipiélago de las Azores, por lo que la Marina portuguesa relevó a la Armada en las tareas de vigilancia.
El 28 de abril de 2023, la fragata Santa María y el Patrullero de Altura Serviola, integrados en el Mando Operativo Marítimo, hicieron un seguimiento del tránsito entre el Cantábrico y el Mediterráneo de una agrupación naval rusa encabezada por la fragata Almirante Grigorovich.
Tiene también capacidad de disparar torpedos contra barcos y submarinos y cuenta en cubierta con dos cañones de 100 mm con capacidad de alcanzar objetivos en tierra, mar y aire. Junto a ella, navegaron cerca de las aguas españolas las corbetas Stoikyy y Sobrazitelnyd.
El 11 de octubre de 2023 el Buque de Acción Marítima (BAM) Rayo (P-42) de la Armada realizó un operativo de seguimiento y vigilancia de dos buques de guerra rusos que navegaban en aguas cercanas a la Zona Económica Exclusiva española.
Según confirmó el Estado Mayor de la Defensa en su momento, los buques rusos eran un submarino clase Kilo II y el remolcador naval Sergey Balk.
Los submarinos clase Kilo son sumergibles convencionales de ataque y propulsión diésel sin capacidad nuclear construidos por la Unión Soviética y de los que la Flota rusa tiene en activo 32 unidades.
Además de estos buques, según señaló la CNN han navegado también en aguas españolas y portuguesas los siguientes buques rusos: la fragata Vicealmirante Kulakov, el buque de suministros Vicealmirante Paromov, la corbeta Merkury, la corbeta Stoikiy, la corbeta Soobrazitelny, además de submarinos, remolcadores y los citados buques de exploración científica.
Comentarios
tracking