Fundado en 1910

13 de junio de 2024

La líder de la oposición venezolana María Corina Machado junto a Corina Yoris

La líder de la oposición venezolana María Corina Machado junto a Corina YorisAFP

Venezuela

Petro tacha la inhabilitación de María Corina Machado de «golpe antidemocrático» mientras Sánchez calla

Las pocas veces que el Ejecutivo se ha pronunciado sobre la política de Venezuela ha sido para restar importancia a la situación

La situación política en Venezuela ya no se puede disimular bajo una aparente fachada democrática. Ni siquiera los países más benévolos con el régimen de Nicolás Maduro han podido evitar criticar la inhabilitación de la principal opositora María Corina Machado. El exguerrillero y presidente de Colombia, Gustavo Petro, tachó, este lunes, de «golpe antidemocrático» este último movimiento del régimen chavista.

Sin embargo, el Ejecutivo de Pedro Sánchez mantiene un significativo silencio en todo lo que respecta a las últimas informaciones sobre la política en Venezuela. El presidente, que no ha tenido problema en pronunciarse sobre los diferentes conflictos, desde Israel hasta Ucrania, pasando por su inesperado giro en política exterior con respecto al Sáhara Occidental, para agradar a Marruecos, no ha dicho palabra sobre el pucherazo electoral, orquestado por el chavismo.

Al contrario, las pocas veces que el Ejecutivo se ha referido a la situación de Venezuela ha sido para quitar hierro al asunto. El pasado mes de enero, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, rebajó la importancia de la inhabilitación de María Corina Machado e insistió en levantar y revisar las sanciones impuestas desde la Unión Europea al régimen chavista.

«Lo que nosotros planteamos, con mucha lógica y coherencia y me vuelvo a ratificar en ello, es que la Unión Europea (UE) no puede hacer abstracción de algo que no es un fin, sino un medio y que hay que revisarlo», replicó entonces Albares, ante las acuciantes críticas que le acusan de estar blanqueando a Maduro. Una posición que contrasta con la adoptada por países de su entorno, que suelen tender la mano al régimen de Venezuela como Chile o Colombia.

«El derecho a elegir no es solo individual. Es de la sociedad y hoy esta discusión (se evidencia) muy bien en los hechos de Venezuela a la señora María Corina (Machado) y otros previamente: se (les) inhabilitó para participar de campañas electorales por autoridades administrativas», manifestó Petro en un acto en la Casa de Nariño, sede del Ejecutivo.

En la posesión de la consejera de Estado, Gloria María Gómez Montoya, el mandatario hizo además un llamado para defender los derechos políticos y garantizarlos sin importar la ideología en Hispanoamérica aseguró que «acabar con la Convención Americana de Derechos Humanos nos lleva a toda América Latina a la barbarie».

«Lo que hay en el trasfondo es la necesidad de preservar el derecho político a elegir, a ser elegido, a participar en igualdad de condiciones con el Estado, que no solamente es un derecho político individual, no es solamente al individuo Petro o a otro individuo cualquiera, sino que es un derecho de la sociedad fundamental», insistió el jefe de Estado colombiano.

El presidente de Chile, Gabriel Boric, se pronunció en términos similares y condenó, la semana pasada, la «detención arbitraria de representantes políticos de la oposición venezolana», en referencia a las medidas judiciales tomadas contra significativos miembros del partido de Machado.

La destacada opositora venezolana, inhabilitada para ejercer cargos de elección popular, cedió su candidatura presidencial en los comicios del próximo 28 de julio a la historiadora Corina Yoris, quien tampoco pudo ser inscrita por la Plataforma Unitaria Democrática (PUD).

El pasado viernes Machado agradeció a Petro y a otros mandatarios iberoamericanos como el brasileño Luis Inácio Lula da Silva, por su postura sobre las elecciones presidenciales del 28 de julio en las que Nicolás Maduro, buscará la reelección.

Comentarios
tracking