Fundado en 1910

15 de junio de 2024

Fuerzas ucranianas participan en ejercicios en Polonia

Fuerzas ucranianas participan en ejercicios en PoloniaAFP

El jefe de la inteligencia ucraniana explica cómo será la próxima ofensiva rusa, que podría tener éxito

Las fuerzas rusas se disponen a aprovechar la debilidad ucraniana ante la creciente escasez de municiones para dar un fuerte golpe a Kiev

Ucrania espera una nueva gran ofensiva de las fueras rusas que comience a lo largo de esta primavera y cuyas operaciones culminarían a finales del verano.

Esta gran ofensiva tratará de aprovechar el momento de debilidad de unas fuerzas ucranianas con escasez de municiones y sin la ayuda militar de Estados Unidos, bloqueada por los republicanos en el Congreso.

Según declaraciones del jefe de la inteligencia militar ucraniana, Kyrylo Budanov, el objetivo de la ofensiva rusa tendría un objetivo muy concreto: conquistar todo el Donbás.

Eso implicaría que, de tener éxito, las fuerzas de Moscú conseguirían ocupar y anexionar el 100 % de los territorios de las regiones de Lugansk y Donetsk. Se trata del principal objetivo de Rusia que Putin persigue desde que invadió Ucrania por primera vez en 2014.

Por lo tanto, de conseguirlo, Putin lograría el primero de sus principales objetivos políticos y militares en la actual guerra de Ucrania, un éxito que le permitiría adoptar una posición de fuerzas respecto a Ucrania y occidente, lo que podría llevar al Kremlin a tratar de imponer a Kiev una paz favorable a los intereses rusos.

Budanov hizo esta advertencia durante una entrevista a la radio alemana ARD. Señaló que las fueras rusas tratarán de avanzar en Chasiv Yar, al oeste de Bajmut, ciudad donde ya se están produciendo los principales choques entre las fuerzas rusas y las ucranianas.

Las fueras rusas, según la previsión de Budanov, también tratarán de avanzar hacia Pokrovsk, cerca de Avdiivka.

Lo cierto es que la especulación de Budanov tampoco es una novedad. El presidente ucraniano Volodimir Zelenski ya había señalado el 28 de marzo en la CBS News que la gran ofensiva rusa aún se había desatado y que eta podría dar comienzo a finales de mayo o en junio.

En esa entrevista, Zelenski puso en valor el enorme esfuerzo y sacrificio de las tropas ucranianas, que consiguieron contener y rechazar los ataques rusos durante el invierno, pese a lo cual no consiguieron impedir que las sucesivas oleadas rusas se tradujeran finalmente en algunos avances territoriales en el este de Ucrania.

El asalto del pasado 4 de abril de un asalto mecanizado con una compañía reforzada sobre Chasiv Yar parece confirmar que esa plaza será uno de los principales focos de combate en el futuro inmediato, y que las fuerzas rusas tratarán de romper ahí las defensas ucranianas.

El Institute for the Study of War (ISW) señaló que Rusia había logrado mitigar e, incluso, reponer en gran medida sus inmensas pérdidas humanas, que desde hace meses están en cifras cercanas a 1.000 soldados al día.

En ese sentido, la inteligencia ucraniana advirtió que Rusia se prepara para una nueva movilización que podría generar una nueva potencia de ataque de 300.000 efectivos.

Comentarios
tracking