Fundado en 1910

18 de mayo de 2024

Giorgia Meloni, primera ministra de Italia y Ana Redondo, ministra de Igualdad de España.jpg

Giorgia Meloni, primera ministra de Italia y Ana Redondo, ministra de Igualdad de España.jpgAFP / J.J. Guillén EFE

Meloni pone en su sitio a la ministra de Igualdad de Sánchez tras sus críticas a la política provida de Italia

Una enmienda legislativa permitirá el acceso de organizaciones provida a los consultorios médicos donde se atienden mujeres embarazadas

La primera ministra italiana, Giorgia Meloni, pidió este miércoles «no dar lecciones» a la ministra de Igualdad de España, Ana Redondo, quien había criticado en las redes sociales una medida provida actualmente en tramitación en el Parlamento de Italia.
«En varias ocasiones he escuchado a ministros extranjeros hablar de cuestiones internas italianas sin conocer los hechos. Normalmente cuando se ignora un tema se debe tener la buena costumbre de no dar lecciones», dijo Meloni en Bruselas, según confirmaron a EFE fuentes de su equipo.
La primera ministra italiana respondía así a las críticas de la ministra de Igualdad española a una medida contra el aborto que se está tramitando actualmente en el Parlamento y que ayer recibió el primer visto bueno de la Cámara de los Diputados.
Se trata de una enmienda a un decreto sobre los fondos del Plan de Recuperación de la pandemia que, en resumidas cuentas, permite y financia el acceso a los consultorios familiares a organizaciones provida.
El texto, presentado por el diputado Lorenzo Malagola, de los Hermanos de Italia de Meloni, dice que «las regiones organizarán los servicios de consultorio (...) y podrán valerse, sin nuevos o mayores cargos a las cuentas públicas, de la implicación de sujetos del Tercer Sector de cualificada experiencia en el apoyo de la maternidad».
La oposición italiana critica que esto abriría la puerta a las organizaciones «antiaborto» a los consultorios, centros del servicio nacional de salud de apoyo a las mujeres embarazadas, en detrimento de la «Ley 194», que desde 1978 regula en Italia el aborto.
La ministra española se atrevió a intervenir en asuntos internos de Italia para hacer política local al señalar en la red social X que «permitir el acoso organizado contra las mujeres que quieren interrumpir su embarazo es socavar un derecho reconocido por ley. Es la estrategia de la ultraderecha: amedrentar para revertir derechos, para frenar la igualdad entre mujeres y hombres», escribió la ministra de Pedro Sánchez.
Comentarios
tracking