Fundado en 1910

28 de mayo de 2024

Vista aérea de la manifestación

Vista aérea de la manifestaciónAFP

La oposición sale a protestar contra Milei con la excusa de la educación pública y gratuita en Argentina

Una masiva protesta contra la partida presupuestaria destinada a la educación universitaria pública marca un contundente rechazo a la decisión de Milei

Bajo una marea de libros en alto, una multitud estimada entre cientos de miles y medio millón de personas se unió en una contundente protesta este martes en Argentina, en rechazo a los fondos destinados a la educación universitaria pública, que son los mismos que el año pasado ya que la partida presupuestaria se ha prorrogado.
Esta manifestación demuestra la fuerte oposición que está sufriendo el ejecutivo del presidente Javier Milei y el poder de la maquinaria peronista en todo el país. En la capital, Buenos Aires, la convocatoria alcanzó su punto álgido con una congregación masiva en la emblemática Plaza de Mayo y sus alrededores. Los manifestantes, que incluían estudiantes, docentes y egresados, expresaron su apoyo a la educación universitaria gratuita y pública levantando consignas y carteles en defensa de esta causa, aunque realmente la educación gratuita no está en riesgo.
A la Marcha Federal Universitaria en Buenos Aires han asistido líderes sindicales y políticos opositores al Gobierno, como el exministro de Economía y adversario de Milei en las últimas elecciones presidenciales, Sergio Massa, que tras su derrota aseguró que se retiraría de la política.
«Creemos fervientemente en el potencial transformador de la educación pública y gratuita», declaró Piera Fernández, estudiante y líder de la Federación Universitaria Argentina, ante la multitud. Además, cabe destacar que la manifestación no se limitó a Buenos Aires; ciudades como Córdoba, Rosario y Mar del Plata también presenciaron protestas significativas en apoyo a la educación universitaria accesible para todos.

Milei defiende su política

El descontento surge tras la decisión del gobierno de mantener el mismo presupuesto del año anterior. El presidente Milei ha defendido su política, pero las críticas persisten. Los salarios docentes se han congelado, y el reciente aumento de las tarifas de energía ha agravado la precaria situación financiera de las instituciones educativas.
Eso sí, el gobierno ha tenido gestos para aumentar las partidas de gastos de funcionamiento, pero los manifestantes exigen una solución más amplia y sostenible para garantizar el acceso a una educación de calidad.
Es por ello que el gobierno cree que el asunto de la educación universitaria gratuita es una excusa de la oposición para volver a salir a la calle. «El Gobierno Nacional valora la educación pública, laica y federal pero no va a permitir que sea usada por los políticos de turno para beneficio propio. Esta marcha es una amenaza de quienes quieren mantener su status quo», aseguró el vocero presidencial, Manuel Adorni.
En su habitual conferencia de prensa en Casa Rosada, Adorni detalló que la semana pasada «hubo diálogo y acuerdo» para aumentar los gastos de funcionamiento 70 por ciento en marzo y otro 70 por ciento en mayo, además de establecer una partida extraordinaria de 14.403 millones de pesos para los hospitales universitarios, y remarcó que «solo nos debemos a los estudiantes y a quienes ingresan a la universidad para apostar al futuro», a lo que añadió: «Nos seguimos preguntando por qué las autoridades universitarias levantan la voz ahora y no el año pasado cuando la inflación fue del 211 % y han sufrido tamaño ajuste real en sus partidas».
Vista de la manifestación en Buenos Aires

Vista de la manifestación en Buenos AiresAFP

Las protestas han transcurrido en orden y sin incidentes reseñables, aunque la confrontación entre el gobierno y los manifestantes de la educación pública parece lejos de resolverse.
Comentarios
tracking