Fundado en 1910

13 de junio de 2024

Manuel Adorni, portavoz del Gobierno de Argentina

Manuel Adorni, portavoz del Gobierno de ArgentinaAFP

El gobierno argentino reclama a Sánchez que pida disculpas públicas a Milei por los insultos de Puente

El portavoz del gobierno argentino aseguró que la polémica desatada por el gobierno español se contextualiza en las elecciones europeas

El gobierno argentino se expresó «absolutamente sorprendido por lo que ha pasado este fin de semana» tras la crisis diplomática abierta con España y subrayó que «no hay un problema diplomático» entre España y Argentina.

En rueda de prensa en Argentina, el portavoz del gobierno, Manuel Adorni, aseguró que el presidente argentino Javier Milei no se va a poner en contacto con Pedro Sánchez para pedir disculpas porque no hay nada por lo que pedir disculpas y afirmó que la polémica está suscitada por el período electoral en el que se encuentra Europa.

Además, reclamó al gobierno español que pida perdón a Milei por los continuos insultos de los ministros españoles y del propio Sánchez contra el presidente argentino.

En particular, reclamó que el gobierno español pida perdón al presidente argentino por las palabras del ministro Óscar Puente en la que afirmaba que Milei consume «sustancias».

Adorni se mostró particularmente asombrado por las palabras del ministro de Exteriores español, Manuel Albares, en las que presentó las palabras de Milei en las que denunciaba la corrupción como un ataque antidemocrático contra España: «No entendemos el motivo de este su resquemor», aseguró.

Sobre la acusación de que Milei insultó a la esposa del presidente español, Begoña Gómez, a la que habría llamado corrupta, afirmó que «el presidente argentino no hizo mención a nadie en particular».

Adorni, insistió en atribuir la crisis a una estrategia electoralista, confió en que «superadas las instancias electorales en Europa, que motivan estas acciones, podamos reconducir las relaciones».

No obstante, subrayó que «el gobierno argentino insta a que los funcionarios del Reino de España a que pidan disculpas por los agravios que se le endilgaron al presidente Javier Milei».

Hizo referencias a las acusaciones de varios ministros que acusaron a Milei y a su gobierno de «generar odio», de ser «un ejemplo de negacionismo», o de «atentar contra la democracia».

En particular, se refirió a las acusaciones del ministro de Transporte, Óscar Puente, que el 3 de mayor afirmó que el presidente Milei consumía «sustancias», en referencia a las drogas.

«El propio Pedro Sánchez nos definió como ‘ultraderechistas y antidemocráticos’», lamentó el portavoz del gobierno argentino.

No obstante, incluso en la hipótesis de que las referencias de Milei se dirigieran a Begoña Gómez y Pedro Sánchez, «reviste una respuesta absolutamente menor e insignificante por la cantidad de agravios que recibió el presidente (Milei)».

En ese sentido, subrayó: «El presidente no se va a poner en comunicación con el presidente español. Por supuesto apelamos a que efectivamente el presidente español pida las disculpas solicitadas, incluso públicamente, sería lo más razonable».

El gobierno argentino respeta la libertad de expresión de los empresarios españoles

Respeto a la opinión de los empresarios y nada que decir. Esa es la opinión del gobierno argentino respecto a las declaraciones del presidente de la patronal CEOE, Antonio Garamendi, donde señala que los empresarios españoles «rechazamos profundamente» las declaraciones de Milei respecto a la corrupción de Begoña Gómez, esposa de Pedro Sánchez.

«Rechazamos profundamente (...) unas declaraciones fuera de tono (...) no es el sitio ni el lugar ni lo que se pide a dos países amigos, hermanos», afirmó Garamendi en una entrevista en la SER.

Preguntado al respecto durante una rueda de prensa en Buenos Aires, el portavoz del gobierno argentino, el portavoz del gobierno argentino, Manuel Adorni, expresó su respeto por la libertad de expresión de los empresarios españoles y que no tiene nada que opinar al respecto.
No obstante, negó que el choque diplomático entre España y Argentina vaya a ocasionar problemas en la inversión extranjera.

«Para que uno tome la decisión de invertir tienen que ocurrir algunas condiciones, como que haya instituciones, la posibilidad de ganar plata, el respeto al derecho de la propiedad, que se pueda contratar personal en forma coherente. (…) No hay punto de relación entre alguien que quiere invertir y estas diferencias, este intercambio de mal gusto que se ha dado, iniciado por el presidente Sánchez», explicó el portavoz.
Comentarios
tracking