Fundado en 1910

13 de junio de 2024

Maximilian Krah, líder de AfD

AfD ya no formará parte de Identidad y Democracia en el Parlamento EuropeoAFP

La derecha europea expulsa de su grupo a toda la formación de AfD por los escándalos de su líder

Marine Le Pen y Matteo Salvini habían declarado que se marcharían del grupo si no los expulsaban

El grupo de Identidad y Democracia ha decidido este jueves expulsar de su grupo a toda la formación de Alternativa por Alemania (AfD) después de todos los escándalos en los que ha estado envuelto su líder a las puertas de las elecciones. Maximilian Krah, investigado por las autoridades belgas por espiar a China y por recibir dinero de Rusia, declaró recientemente que no consideraba «criminales» a todos los miembros de las SS.

La formación alemana estaba intentando frenar la decisión final y trató de que solo expulsaran a Krah, pero finalmente la dirección de ID ha cortado de raíz. Había mucho riesgo para el grupo europeo si no se hacía así, ya que tanto Marine Le Pen como Matteo Salvini habían declarado que abandonarían la formación si AfD continuaba.

Es cierto que la decisión de dimitir de Maximilian Krah como líder del partido y de abandonar completamente la campaña electoral había calmado las aguas pero nada garantizaba la continuidad de La Liga y de la Agrupación Nacional si seguía AfD.

Identidad y Democracia actualmente ocupa la cuarta posición en los sondeos electorales y tenía posibilidades de desbancar a los liberales del podio, pero perder su fuerza en Francia y en Italia habría supuesto un duro golpe. Por ese motivo, la dirección ha decidido expulsar no solo a Maximilian Krah sino a todo su grupo.

En la práctica, la decisión tiene un mínimo impacto porque el Parlamento Europeo no tiene actividad, pero sí es importante de cara a los comicios. Después de las elecciones, los grupos se volverán a componer desde cero y será entonces cuando se note que AfD ya no forma parte del grupo.

El líder de AfD está siendo investigado desde hace meses por las autoridades belgas por haber recibido dinero de Rusia y también había sido acusado de espiar a China. El último escándalo en su curriculum fueron unas declaraciones en una entrevista en el diario italiano La Repubblica en las que afirmaba que para él no todos los miembros de las SS eran «criminales».

Comentarios
tracking