18 de agosto de 2022

Aplicando algunos trucos, es posible reducir el consumo del aire acondicionado

Aplicando algunos trucos, es posible reducir el consumo del aire acondicionado

Motor y conductor

¿Cuánta gasolina ahorras por circular con el aire acondicionado apagado?

Hace años que el aire acondicionado, ahora más conocido como climatizador, era un verdadero lujo dentro de un coche. Hablamos de los años 80, cuando solamente aquellos automóviles considerados de lujo contaban con él.
Hoy resulta inconcebible un coche sin aire acondicionado, incluso los más pequeños y económicos. Se trata de uno equipamiento obligado en los coches actualmente.
Uno de los aspectos menos conocidos de los mismos es cómo influye en el consumo de combustible.

Sistema de elevado consumo

Lógicamente se trata de un sistema eléctrico de los considerados de consumo elevado dentro de un automóvil, ya sea gasolina o diésel. En el caso de un coche eléctrico puede considerarse como un problema serio por la autonomía que resta a la batería al estar en funcionamiento. Pero vamos por partes.
Conviene evitar hacerlo funcionar a la mínima temperatura

Conviene evitar hacerlo funcionar a la mínima temperatura

La relación ente el consumo de combustible y el aire acondicionado es directamente proporcional a la temperatura de funcionamiento. En este aspecto hay que establecer una nueva diferencia, en este caso entre coches con o sin climatizador.

Climatizador o aire acondicionado

Si no tienes climatizador, puedes jugar con la intensidad del caudal de aire y con la temperatura del mismo. Ten en cuenta que el consume sube de forma exponencial según reduces temperatura y elevas potencia de soplado.
En el caso de coches con climatizador basta con que establezcas la temperatura media para el habitáculo. Pueden ser bizona, trizona o cuatrizona si permite, elegir entre una temperatura diferente para cada plaza.
La recomendación oficial es que no debemos poner jamás la temperatura más baja de 20 grados, pues en este caso el consumo se dispara. Dispararse hace referencia a gastar por encima de un 20 % más de combustible a los 100 kilómetros. De esta forma si en hacer 100 kilómetros gastamos 6 litros de gasóleo, unos 12 euros, pasaremos a gastar 7,2 litros, 14,4 euros. Casi 2,5 euros de sobreprecio.

La temperatura ideal

Si hacemos caso de las recomendaciones debemos poner la temperatura entre 22 y 24 grados. En este caso y en función del coche, el consumo no debería subir más de un 7 o un 8 %. Esto supone que en 100 kilómetros pasaríamos de gastar 12 euros a 12,9. Apenas 1 euro más. Pues si aplicas esta norma de forma proporcional puedes saber lo que puedes llegar a ahorrar manteniendo el interior a una temperatura racional.
Fotograma del anuncio de la marca germana

Circular con las ventanillas bajadas penaliza aún más el consumo

La opción de desplazarnos con las ventanillas abiertas y el aire acondicionado apagado nos parece descabellada. De hecho algunos estudios dicen que con las ventanillas bajadas el coche gasta hasta un 20 % más de combustible. Así que no lo recomendamos, salvo que vayamos en ciudad y por debajo de 64 km/h de velocidad, tal y como recoge el estudio de la Society of Automotive Engineers de Estados Unidos, pues la aerodinámica no se ve tan seriamente afectada como en carretera.
En el caso de los coches eléctricos la situación es peor. El consumo de la climatización en este caso puede reducir la autonomía entre un 15 y un 20 %, lo que significa que desde un punto de vista racional deberíamos circular con el climatizador siempre apagado. Duro, ¿verdad?

Recomendaciones al usar el aire acondicionado

  • Si el coche es eléctrico procura climatizarlo mientras está enchufado, así no gasta batería.
  • Lleva las ventanas siempre cerradas.
  • Cambia el filtro del aire conforme a las especificaciones del fabricante para que funcione correctamente.
  • Usa un parasoles cuando lo aparques al sol para que no suba mucho la temperatura.
  • Aprovecha para abrir sólo las salidas de aire del coche que están ocupadas. Si no hay nadie en los asientos traseros ciérralas. De hecho algunos coches lo hacen automáticamente.
  • Aprovecha para activar la recirculación cada cierto tiempo. Así el aire del sistema está ya fresco y no debe enfriarlo tanto, pero no lo hagas todo el rato porque la humedad que se genera en las toberas puede crear malos olores y hongos.
  • Al arrancar circula con las ventanillas bajadas para que salga el aire caliente del coche.
Comentarios
tracking