27 de enero de 2023

En los coches eléctricos es importante comprobar la batería

En los coches eléctricos es importante comprobar la batería

Consejos

Evita que la ola de frío congele tu coche y no arranque por la mañana

Revisar el coche antes de salir de viaje y comprobar el estado del tiempo es clave para viajar de forma segura

Con la llegada del puente de diciembre y las vacaciones de Navidad, muchos españoles se preparan para coger su coche y viajar por toda la península, tanto para reencontrarse con la familia como para visitar nuevas ciudades.
El coche es el elemento esencial para todos aquellos que pongan rumbo a lugares de nieve, pero también para los que crean que no van a tener problemas meteorológicos y se encuentren con un diluvio, una nevada o un kilométrico atasco.

Neumáticos

Es el único elemento del coche en contacto con el suelo. Con condiciones meteorológicas extremas, tenemos más riesgo de sufrir aquaplaning, por lo que lo mejor es usar neumáticos de invierno y revisar que no haya desgaste. Además, es recomendable estar atentos a la presión, ya que con las bajas temperaturas puede variar.

Batería

Las olas de frío pueden descargar la batería del coche de golpe y sin previo aviso y que nos quedemos tirados en el momento más inoportuno. Hay que revisarla antes de que las temperaturas bajen y estar alerta si notamos que cuando al arrancar el coche, este no tiene fuerza. En ese caso es urgente revisar la batería y sustituirla si fuera necesario. Los mecánicos de Clicars avisan de que en el caso de los vehículos eléctricos la batería es clave, porque si falla, puede afectar a su autonomía.

Anticongelante

Es recomendable comprobar los niveles de líquido anticongelante antes de la llegada de las heladas para evitar que el líquido del radiador se congele. Lo más indicado es no extender la vida útil del líquido anticongelante más allá de los cuatro años. Además, es importante no utilizar agua como refrigerante, ya que se congela más rápido y puede obstaculizar algún elemento e incluso reventar el circuito.

Frenos

Mantener los frenos en buena forma también es imprescindible en estos meses en los que las vías están expuestas a las precipitaciones y las heladas, ya que al reducirse la adherencia, la velocidad de frenado puede duplicarse. Es recomendable prestar atención a las señales que nos manda el coche. Si se balancea al frenar y pierde trayectoria, si aumenta el recorrido del pedal, si se aprecia falta de precisión o si, obviamente, se encienden los testigos de freno, hay que ponerse en alerta. Recuerda que la recomendación es sustituir el líquido de frenos cada cinco años.

Parabrisas

Cuando los limpiadores del parabrisas no están en buenas condiciones se nota inmediatamente, ya que impiden la visibilidad dejando rastros de agua y suciedad, además de un ruido bastante molesto. En ese caso, hay que cambiarlos de inmediato. En días de bajas temperaturas y heladas, si el coche duerme a la intemperie, lo mejor es dejar los limpiaparabrisas levantados o poner un tapón de corcho entre ellos y el cristal. Otra de las opciones para combatir el hielo, es arrancar el coche y dirigir las rejillas de ventilación con calor hacia el parabrisas. Nunca debes echar agua caliente sobre un parabrisas congelado, ya que podría rajarse por el choque térmico. Es más recomendable un rascador o spray descongelador y, a ser posible, realizar la operación en las horas menos frías del día.

Iluminación

Durante los meses de frío, con condiciones de visibilidad reducidas y menos horas de luz, los faros deben estar en perfecto estado, por lo que también es recomendable comprobar su buen estado antes de que llegue el invierno.

Carrocería

Proteger el coche con una lona, especialmente si duerme en la calle, no solo evita daños en la carrocería, sino también la congelación de numerosas piezas mecánicas.

Cerraduras

En caso de que el agua congelada bloquee las cerraduras del vehículo, no se debe utilizar nunca la fuerza, ya que podrías dañar e incluso partir alguna pieza. Es más adecuado utilizar alcohol y, si hay acceso a corriente eléctrica, un secador.

Ralentí

Si el coche ha estado expuesto a bajas temperaturas durante mucho tiempo, no es recomendable arrancarlo e iniciar la marcha de inmediato. Es mucho mejor para su salud mantenerlo en modo ralentí hasta que se atempere, porque si los líquidos están fríos podemos dañar alguna pieza del coche.

Previsión

A pesar de que suelen ser anunciadas con antelación, en muchas ocasiones las olas de frío nos cogen desapercibidos. Mantener el depósito lleno y llevar cadenas evitará sorpresas desagradables.
Comentarios
tracking