El examinador te puede pedir que identifiques partes del motor o compruebes el nivel del aceite

El examinador te puede pedir que identifiques partes del motor o compruebes el nivel del aceite

Conductores noveles

Hinchar los neumáticos, comprobar el aceite y otras pruebas que hacen en el examen práctico de conducir

Más allá de conducir, durante el examen práctico los examinadores pueden someter a los aspirantes a numerosas pruebas de campo

El examen de conducir es una de las pruebas más temida por todos aquellos jóvenes y no tan jóvenes que quieren experimentar la libertad que supone sacarse el carnet y ponerse a los mandos de un automóvil.
Actualmente se realizan en España del orden de 1,5 millones de exámenes de conducir, lo que no significa que haya ese número de aspirantes, sino que muchos de los que se presentan lo hacen por segunda o tercera vez, pues sólo el 27 % lo aprueba a la primera.

600.000 aprobados año

Anualmente aprueban el carnet de conducir en torno a las 600.000 personas, que logran superar tanto el examen teórico como el práctico, el gran ogro. Previamente se da por hecho también la existencia de un examen psicotécnico que simplemente da fe del buen estado físico del aspirante.
Hasta el 44 % de los aspirantes aprueban el teórico a la primera

El examen teórico no es tan temido como el práctico

El 44 % de los que se presentan por primera vez al teórico lo superan a la primera, lo que te lleva directamente a las puertas del práctico, un gran desconocido y en el que los grandes protagonistas son los nervios.

El práctico cumple 20 años

El actual examen de data de 2013, cuando se aprobó el nuevo Reglamento de Conductores aprobado en 2013 y que está recogido dentro del Anexo VIII del Real Decreto 818/2009 de 8 de Mayo con entrada en vigor desde el 19 de Enero de 2013.
Aunque no es del dominio público en aquel momento la Dirección General de Tráfico introdujo novedades sobre el carnet de conducir que se aplican hoy en día. En la actualidad este examen práctico de conducir se compone de tres partes; comprobaciones previas, conducción autónoma y conducción dirigida.
El examen de conducir actual se compone de tres partes

El examen de conducir actual se compone de tres partes

En aquel momento el nuevo examen de conducir introdujo una serie de pruebas de conocimiento práctico-teórico que el examinador llevaría a cabo durante el propio examen de conducir.

Compruebe la presión...

Son conocidas como comprobaciones previas, pero pueden suceder a lo largo de toda la prueba, durante la cual el examinador puede pedir desde que midamos la presión de las ruedas hasta que comprobemos en su presencia que la documentación del coche está correcta.

PRuebas prácticas

  • Comprobar la presión de los neumáticos y saber rellenarlos
  • Conocer las luces del vehículo y su funcionamiento (cruce, carretera, antiniebla, regulación en altura de los faros...)
  • Saber cómo y cuando podemos utilizar el claxon
  • Conocer los documentos obligatorios, permiso de circulación, tarjeta de inspección técnica – ITV – y el recibo del seguro
  • Chaleco reflectante, triángulos y luces V16, uso y colocación
  • Maniobra de apertura del capó
  • Identificar partes del motor como la batería
  • Conducción ecológica y bajo consumo
Cada fallo en esta parte del examen cuenta como una falta leve, lo que significa que no es demasiado grave si tenemos en cuenta que el aspirante puede tener hasta diez.
Respecto a las otras dos partes, la conducción autónoma consiste en que una vez superada la fase de comprobaciones previas el aspirante sea capaz de llegar a un destino que le proponga el examinador. En este caso no recibirá ninguna indicación más durante el camino.

Tres partes

Por último, la prueba concluye con la fase de conducción dirigida, un parte del examen que dura otros 10 minutos, y durante los que el aspirante debe ir cumpliendo las indicaciones del examinador conforme circula.
En este caso la DGT admite hasta una decena de faltas leves, dos faltas deficientes, una falta eliminatoria o una deficiente y cinco leves. Las eliminatorias son las que ponen en peligro la integridad de los ocupantes del coche o las de otros coches.
Comentarios
tracking