Barco Ro-Ro cargado con coches chinos que desembarca en Europa

Barco Ro-Ro cargado con coches chinos que desembarca en Europa

Guerra comercial

China mueve hilos para renegociar los aranceles con Bruselas antes de su entrada en vigor

El Gobierno chino quiere evitar una guerra comercial a gran escala que podría afectar a su relación con la Unión Europea a todos los niveles

Sólo unos días después de que Bruselas anunciara la activación de aranceles de hasta un 38 % a los coches eléctricos chinos que entren en Europa, el Gobierno asiático muestra su cara más amigable para tratar de negociar con la Unión Europea antes de su entrada en vigor el próximo 4 de julio.

El diario chino Global Times cita a expertos locales que atribuyen la decisión de aplicar tasas adicionales del 21 % de media al «proteccionismo» y a las «presiones de Estados Unidos», país que ya había anunciado un alza de aranceles a esos vehículos chinos hasta el 100 %.

Apertura de consultas

Este artículo se publicó apenas un día después de que el ministro de Comercio chino, Wang Wentao, acordase con el encargado europeo de ese ramo, Valdis Dombrovskis, la apertura de consultas sobre estos aranceles, ofreciendo asimismo diálogo en su reunión, este sábado, con el vicecanciller y ministro de Economía de Alemania, Robert Habeck.

VW ID.7

Los coches europeos en China también se verán afectados negativamente

«China está dispuesta a considerar las preocupaciones razonables de ambas partes para evitar el recrudecimiento de las fricciones comerciales, de manera racional y procesional», indicó Wang.

Tensiones comerciales

Un día antes, un portavoz de Comercio había acusado a la Unión Europea (UE) de «elevar» esas tensiones comerciales, asegurando que esto «podría desatar una guerra comercial» y que Bruselas tenía la «responsabilidad total» sobre esta situación.

Global Times asegura que China tomará «represalias» ante lo que califica de iniciativas «cada vez más proteccionistas» por parte de la UE, algo que «llevará solamente a resultados negativos para ambas partes».

Dado que los aranceles que anunció Bruselas a los eléctricos chinos entrarán en vigor de forma provisional antes del 4 de julio pero no serán definitivos hasta noviembre, Pekín está exigiendo al bloque que dé marcha atrás y elevando la presión comercial.

Por el momento, Pekín ha anunciado ya una investigación antidumping contra ciertas importaciones de carne de cerdo y derivados procedentes de la UE, algo que afecta especialmente a España, principal suministrador de China tanto a nivel comunitario como mundial.

La prensa oficial china también ha avanzado posibles alzas de tasas a la importación de vehículos de gran cilindrada u otra investigación antidumping a los lácteos europeos.

Comentarios
tracking