Fundado en 1910

15 de junio de 2024

El atacante ha llegado hasta el altar, donde el obispo estaba celebrando misa

El atacante llegó hasta el altar, donde el obispo estaba celebrando misa

La Policía australiana califica el ataque en una iglesia de Sídney como «un acto terrorista»

El reciente ataque con cuchillo en una iglesia cristiana de Sídney ha conmocionado a Australia, dejando en evidencia la persistencia de la amenaza terrorista

El ataque con cuchillo perpetrado en una iglesia cristiana en Sídney ha conmocionado a la comunidad, dejando en evidencia la fragilidad de la seguridad y la persistencia de la amenaza terrorista en Australia. La declaración de las autoridades policiales, que han calificado lo sucedido como un «acto terrorista», ha generado un debate sobre la naturaleza y las motivaciones detrás de este ataque, teniendo en cuenta que el joven tenía solo 16 años, y no estaba seguido por la Policía.

La comisaria de Policía de Nueva Gales del Sur, Karen Webb, afirmó en una rueda de prensa que existen elementos que sugieren una motivación religiosa extremista en el ataque. Esta afirmación ha puesto en alerta a las autoridades, que ahora investigan posibles conexiones del agresor con otros extremistas, según lo anunciado por Mike Burgess, jefe de la agencia de inteligencia doméstica australiana (ASIO).

El incidente tuvo lugar en la Iglesia asiria del Buen Pastor del distrito Wakeley, mientras se transmitía en vivo la ceremonia religiosa a través de redes sociales. Las impactantes imágenes muestran al adolescente apuñalando al obispo Mar Mari Emmanuel, miembro de una secta ultraconservadora de la Iglesia Ortodoxa asiria.

Los disturbios posteriores al ataque reflejan la indignación y la búsqueda de justicia por parte de la comunidad, pero también la tensión y la incertidumbre que rodean este tipo de eventos. Varios agentes resultaron heridos durante los enfrentamientos con los pobladores, y se registraron daños a propiedades del vecindario y vehículos policiales.

Este incidente, ocurrido tan solo días después de otro ataque con arma blanca en un centro comercial de Sídney, plantea serias preguntas sobre la seguridad y la prevención de actos violentos en el país. Aunque la Policía descartó que el ataque del sábado fuera terrorista, la comunidad continúa en alerta y las autoridades intensifican sus esfuerzos para garantizar la seguridad pública en medio de un contexto de cambio en la alerta terrorista del país.

Comentarios
tracking