Fundado en 1910

22 de junio de 2024

Una de las secciones de la "Biblioteca de los jesuitas" de Palencia

Una de las secciones de la «Biblioteca de los jesuitas» de Plasencia

Se encuentra en el palacio episcopal

¿Por qué esta biblioteca de Plasencia permaneció 40 años tapiada y oculta?

Se trata de una colección especializada de tiempos de la Ilustración que ha llegado hasta nuestros días, tal y como se creó

En los años 70 del pasado siglo XX, al obispo de Plasencia (Cáceres), monseñor Antonio Vilaplana Molina, algo no le «cuadraba» del palacio episcopal. «Se dio cuenta de que hay una parte que no tiene acceso, así que llamó a un albañil conocido suyo, que derribó una pared que tapiaba una puerta del piso superior del palacio», ha explicado a El Debate Gorka Díaz Majada, archivero del Archivo Histórico Diocesano de Plasencia. «Accedieron entonces a una estancia con una escalera que descendía hasta el piso inferior y, al final de la escalera, abriendo una puerta interna, encontraron la biblioteca», prosigue el archivero. Ante sus ojos tenían la conocida como Biblioteca de los jesuitas, una extraordinaria colección integrada por 4.923 volúmenes datados entre los siglos XV y XX.

Pero, ¿quién había tapiado y ocultado la estancia? Y, ¿por qué lo había hecho? «Creemos que, por evidencias encontradas durante la catalogación –como la colocación de una colección de pergaminos de los siglos XIII al XVII detrás de una de las estanterías envueltos en periódicos de 1931– se cerraría durante esa época», explica Díaz Majada. Los tiempos convulsos de la II República y la posterior Guerra Civil habrían obligado al obispo y a los archiveros de la época a tomar tal decisión. Después de la contienda, se sabía de «la existencia de la biblioteca, pero no fue hasta los años 70 en que monseñor Vilaplana, que la desconocía, decidió tirar el muro», agrega.

Abierta al público desde mayo

Sin embargo, la estancia y su colección no se recuperaron de inmediato. Volvieron a pasar casi 40 años más, hasta 2018, para que el obispado lograra reunir el dinero suficiente con el que catalogar, recuperar y digitalizar los casi 5.000 volúmenes. Ahora, seis años después, «tras un gran esfuerzo para la diócesis tanto a nivel humano como económico», la Biblioteca de los jesuitas por fin vuelve a ver la luz. Desde este mes de mayo está abierta para el público en general y para la investigación, según ha informado el obispado.

La colección debe su nombre a que la mayoría de sus obras proceden de la librería del colegio de los jesuitas de Plasencia, que fue el más antiguo de Extremadura –inaugurado en 1554–, y donde se impartían estudios de arte, filosofía, teología y gramática.

Los casi 5.000 volúmenes abarcan:

  • 1 obra protoincunable hasta 1480
  • 7 incunables de 1480-1500
  • 133 obras postincunables de 1501-1530
  • 773 obras impresas entre 1531 y 1599
  • 993 obras impresas durante el siglo XVII
  • 2.989 obras impresas durante el siglo XVIII
  • 159 obras impresas durante el siglo XIX
  • 10 obras impresas durante el siglo XX, siendo la más moderna de 1927

Sin embargo, es probable que la biblioteca sufriera un tapiado anterior: durante la ocupación napoleónica. «El ejército francés tuvo su acuartelamiento en el palacio episcopal. Para salvar los libros, se tapiaron las estanterías, dejando ocultos los libros», afirma Díaz Majada. «Los destrozos que hicieron los franceses en Plasencia fue bastante grande», recuerda el archivero. «Hasta el momento no hemos encontrado ninguna evidencia documental de ese hecho, pero lo que sí sabemos a ciencia cierta es que, si este hecho se produjo, se descubrirían las estanterías poco después, imagino que al retirarse el ejército francés, ya que las evidencias del uso de la biblioteca son numerosísimas durante el siglo XIX», agrega.

Ahora, los curiosos e investigadores podrán, por fin, disfrutar de esta biblioteca que ha reabierto en el palacio episcopal de Plasencia.

Comentarios
tracking