Fundado en 1910

20 de julio de 2024

Mariano Crociata

Mariano Crociata, presidente de la COMECECOMECE

Los obispos europeos: «El aborto no puede ser considerado un derecho fundamental»

La Comisión de las Conferencias Episcopales de la UE asegura que el derecho a la vida es «el pilar fundamental de todos los demás derechos humanos»

Los obispos europeos han emitido un comunicado ante la votación para incluir el aborto en la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea, que tendrá lugar este jueves 11 de abril. Así las cosas, la Comisión de las Conferencias Episcopales de la UE (COMECE) se posicionan en contra de la resolución.

«El aborto no puede ser considerado un derecho fundamental », aclaran, y, continúan afirmando que la Iglesia siempre ha mantenido esa coherencia: «la defensa de la vida no nacida está intrínsecamente ligada a la defensa de todos los seres humanos en cualquier situación y etapa de desarrollo». Citan los obispos europeos la reciente declaración del Vaticano, Dignitas infinita, sobre la dignidad humana.

La COMECE declara que «la promoción de las mujeres» no esta relacionada con la «promoción del aborto». Explican: «Trabajamos por una Europa donde las mujeres puedan vivir su maternidad libremente y como un regalo para ellas y para la sociedad y donde ser madre no sea en ningún caso una limitación para la vida personal, social y profesional. Promover y facilitar el aborto va en dirección opuesta a la promoción real de las mujeres y sus derechos».

Así, los obispos europeos aseguran que el derecho a la vida es «el pilar fundamental de todos los demás derechos humanos». Además, indican que «los seres humanos son fines en sí mismos y nunca un medio para resolver otros problemas». En este sentido, expresan que la Unión Europea debe respetar «las diferentes culturas y tradiciones de los Estados miembros y sus competencias nacionales», además de no «imponer a otros, dentro y fuera de sus fronteras, posiciones ideológicas sobre la persona humana, la sexualidad y el género, el matrimonio y la familia».

La Carta de los Derechos Fundamentales de la UE «no puede incluir derechos que no son reconocidos por todos y causan división», concluyen, a lo que añaden que no existe ningún derecho reconocido al aborto en el derecho europeo o internacional, y la forma en que se trata esta cuestión en las constituciones y leyes de los Estados miembros varía considerablemente.

Comentarios
tracking