Mejor bajar pesas que levantarlas, según un estudio

Mejor bajar pesas que levantarlas, según un estudioGTRES

Por qué todos los médicos recomiendan a las mujeres ejercicios de fuerza

El deporte es fundamental con la menopausia

El deporte es importante y beneficioso a cualquier edad, sin diferencia de sexo pero los médicos afirman que el ejercicio se convierte en fundamental para las mujeres a partir de los 45 años por la caída de los estrógenos y la llegada de la menopausia siendo el ejercicio de fuerza el más eficaz a la hora de prevenir los problemas de osteoporosis.

Junto con una dieta sana y determinados suplementos, expertos de Altrient, explican las razones por las que un entrenamiento de fuerza es mejor que los ejercicios de cardio.

Preservación de la masa muscular

A medida que envejecemos, tendemos a perder masa muscular debido a cambios hormonales y a la disminución de la actividad física. Los ejercicios de fuerza, como el levantamiento de pesas, ayudan a preservar y aumentar la masa muscular, lo que puede mejorar la fuerza y la capacidad funcional a medida que envejeces.

Aumento del metabolismo

La masa muscular magra requiere más energía para mantenerse que la grasa corporal. Al aumentar la masa muscular a través del entrenamiento de fuerza, puedes elevar tu tasa metabólica en reposo, lo que facilita el control del peso y la quema de calorías incluso cuando no estás haciendo ejercicio.

Mejora de la densidad ósea

El entrenamiento de fuerza puede aumentar la densidad ósea, lo que es especialmente beneficioso para las mujeres en la menopausia, cuando la pérdida de masa ósea puede aumentar el riesgo de osteoporosis.

Mejora de la postura y la estabilidad

El fortalecimiento de los músculos de la espalda, el abdomen y la pelvis puede ayudar a mejorar la postura y la estabilidad, reduciendo el riesgo de lesiones y problemas de espalda.

Prevención de la sarcopenia

La sarcopenia es la pérdida de masa muscular relacionada con la edad que puede llevar a la debilidad y la discapacidad. El entrenamiento de fuerza puede ayudar a prevenir o retrasar este proceso.

Mejora de la función diaria

Mantener la fuerza y la masa muscular facilita la realización de tareas cotidianas, como levantar objetos pesados, subir escaleras y llevar bolsas, lo que mejora la calidad de vida a medida que envejeces.

Reducción del riesgo de lesiones

Un cuerpo más fuerte y equilibrado es menos propenso a lesiones relacionadas con caídas u otras actividades físicas.

Equilibrio hormonal

El ejercicio de resistencia puede ayudar a equilibrar las hormonas, como la insulina y el cortisol, lo que es beneficioso para la salud metabólica en general.

Mejora de la salud mental

El ejercicio de fuerza no solo beneficia el cuerpo, sino también la mente. Puede ayudar a reducir el estrés, mejorar el estado de ánimo y aumentar la confianza en uno mismo.

Comentarios
tracking