Esta legumbre destaca por su versatilidad y sus múltiples ventajas nutricionales

Esta legumbre destaca por su versatilidad y sus múltiples ventajas nutricionalesGTRES

Alimentación sana  Guisantes: los beneficios naturales de un alimento que reduce el colesterol

Gracias a su gran aporte de fibra, favorecen la digestión y garantizan un tránsito intestinal fluido en poco tiempo

A pesar de su color y de la creencia extendida de que los guisantes son verduras, no lo son. Pertenecen a la familia de las leguminosas, como las lentejas, los garbanzos o la soja. Su consumo es milenario, ya que se han llegado a encontrar restos fosilizados de guisantes en yacimientos arqueológicos de Oriente Próximo que datan de hace casi 10.000 años.
Se trata de una planta trepadora que puede llegar a medir más de un metro y en cuyas vainas se encuentran las semillas, que son las que ingerimos. Su época de maduración es la primavera, en marzo, abril y principios de mayo.

Aportes nutricionales

Esta legumbre destaca por su versatilidad y los múltiples beneficios nutricionales. Como destaca la Federación Española de Nutrición (FEN), son una fuente de proteínas, fibra, fósforo, potasio, tiamina, niacina, folatos y vitamina C y K. Una ración media de guisantes tiene casi tanta proteína como un huevo entero, menos de un gramo de grasa, y nada de colesterol.
Su contenido en calorías es muy bajo y la gran mayoría de estas provienen de los carbohidratos complejos, que lo hacen un alimento rico en almidón. El resto está formado por proteínas y grasas saludables como el omega 3 y omega 6.
Gracias a su gran aporte de fibra, los guisantes favorecen la digestión y garantizan un tránsito intestinal fluido en poco tiempo. De la misma forma, se ha probado que reducen las posibilidades de sufrir varios tipos de cáncer del aparato digestivo, especialmente del estómago, hasta en un 50 %.

Disminuyen el colesterol

Por otro lado, es rico en otros minerales como calcio y fósforo, que favorecen la prevención de la anemia y el fortalecimiento de los huesos. También son capaces de disminuir el colesterol malo (LDL) y ayudan a la circulación sanguínea. Asimismo, el sistema inmunológico se ve fortalecido por las propiedades antioxidantes que contienen los guisantes.
A pesar de su dulzor, son adecuados para los diabéticos por su contenido en pectina, ya que reduce el ritmo de la digestión y favorece la absorción de la glucosa, algo que beneficia al páncreas y a la producción de insulina.

Elección y conservación

A la hora de ir al mercado a por ellos, la recomendación es escoger aquellos que son verdes, brillantes y turgentes. Para su conservación, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) recomienda guardarlos en la nevera a 4-5ºC durante 10 o 12 días en caso de que sean frescos, ya que a temperatura ambiente su conservación no supera los tres días.
Comentarios
tracking