29 de junio de 2022

Volcán La Palma

La lava del volcán de la Palma llegando al mar.EFE

Erupción volcánica

La Palma registra un sismo de 4,3, el más intenso desde que comenzó la erupción

El terremoto, que ha tenido lugar al suroeste de la Villa de Mazo, ha sido sentido por la población

El Instituto Geográfico Nacional ha registrado un terremoto de 4,3 localizado en el suroeste de Villa de Mazo, en La Palma, a 35 kilómetros de profundidad.
Este movimiento se ha producido a las 12:17 horas local, según informa el IGN, que precisa que este terremoto ha sido sentido por la población.
A este terremoto, le han seguido tres de magnitud 3,3, 3,4 y 3,3 localizados en el noreste del municipio de Fuencaliente y a una profundidad que oscila entre los 12 y 14 kilómetros.
Por la tarde el Instituto Geográfico Nacional ha registrado otro terremoto de una magnitud de 3,8 al suroeste de la Villa de Mazo, a 37 kilómetros de profundidad.
El movimiento se ha producido a las 15.26 hora canaria y también ha sido sentido por la población.
En lo que va de día se han registrado en la isla más de sesenta movimientos sísmicos siendo solo durante la noche un total de dieciséis los sismos contabilizados. 
Mientras la lava del volcán de Cumbre Vieja sigue su curso al mar y ya son más de 36 las hectáreas que ocupa el delta originado por la misma. 

Primeros estudios en España

El libro «Terremotos. Sus primeros estudios en España», de Mario Ruiz Morales y que se presenta este miércoles en la Feria del Libro de Granada, aborda el estudio científico de este fenómeno como una actividad relativamente reciente.
Según ha informado la Editorial Universidad de Granada (EUG), el autor achaca a ese factor el hecho de que todavía sea demasiado amplio el colectivo que los considera "un castigo divino".
En la historia de la sismología ocupa lugar muy destacado el temblor que asoló Lisboa el 1 de noviembre de 1755 y, a partir de entonces, comenzaron a interesarse por el fenómeno astrónomos, filósofos, geólogos y matemáticos, lo que propició que llegaran a sentarse las bases de la sismología moderna.
Los inicios de esta disciplina científica en España ya aparecen en el archipiélago filipino, en la segunda mitad del siglo XIX, gracias a la importante labor que desempeñaron en el observatorio de Manila los miembros de la Compañía de Jesús.
Andalucía oriental fue protagonista relevante en este asunto, ya que en ella el gran terremoto del 25 de diciembre de 1884, que supuso la completa destrucción del pueblo granadino de Arenas del Rey y su obligada reconstrucción en otro emplazamiento.
Esta catástrofe supuso el detonante de los estudios sismológicos en la España peninsular, que continuaron los que ya venían efectuándose en la Compañía de Jesús y la institucionalización definitiva con la incorporación a los mismos del Instituto Geográfico y Estadístico.
A sus ingenieros geógrafos se debieron cálculos matemáticos que facilitaron la aplicación de fórmulas sismológicas, la confección del primer mapa sismotectónico y la gestión de la amplia red de observatorios sismológicos.
Comentarios
tracking